Conmemoran los 148 años del Conservatorio Nacional de Música

Conmemoran los 148 años del Conservatorio Nacional de Música

Fachada del Conservatorio Nacional de Música

Fachada del Conservatorio Nacional de Música

MÉXICO, D.F.  (Notimex).- El Conservatorio Nacional de Música (CNM) cumple 148 años de formar artistas de talla internacional, desde Manuel M. Ponce, Silvestre Revueltas, Julián Carrillo y el antiguo director del recinto, Ricardo Castro, y más contemporáneos como Plácido Domingo, Rolando Villazón y Horacio Franco.

 Con su antecedente en la Sociedad Filarmónica Mexicana, y en el esfuerzo de músicos como Melesio Morales y muchos otros, el Conservatorio entró en operaciones el 1 de Julio de 1866, como consta en un documento firmado por Eduardo Liceaga.

 ‘Se avisa al público que este establecimiento de enseñanza gratuita, se ha inaugurado el día 1º de julio de 1866 y que las inscripciones quedan abiertas en la calle de Factor No. 2, de 8 de la mañana a 5 de la tarde’, señala un aviso publicado el 7 de julio del mismo año.

 El Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) da por buena la fecha, aunque existan otros documentos que señalan el 16 de enero del mismo año como la fecha.

 Recuerda que una década después, en 1876, la Sociedad Filarmónica Mexicana que dada forma al primer Conservatorio se disolvió y fue nacionalizado.

 Al año siguiente se convirtió en Escuela Nacional y se militarizó durante la etapa de la Revolución.

 Para 1920 se estructuró como organismo dependiente de la Secretaría de Educación Pública.

 Fue a partir de 1949 cuando el Conservatorio tuvo una sede fija: el predio que pertenecía al Club Hípico Alemán fue expropiado, y el arquitecto Mario Pani construyó el edificio que ocupa a la fecha en la avenida Presidente Masaryk 582.

 Uno de los personajes más prominentes formado en el Conservatorio fue Ricardo Castro, de quien se acaban de conmemorar los 150 años de su natalicio. El fue el sexto director de la institución, a la que dotó de gran prestigio.

 El Fondo Reservado de su biblioteca resguarda valiosos documentos de él y de otros personajes, así como partituras y fotografías.

 Llaman la atención diversos materiales, entre ellos una fotografía de Ricardo Castro que data de 1885 –impresa con la técnica de albumina, sin revelado químico–, dedicada a Gustavo Campa; un cuaderno con la portada pintada a mano, cuyo interior resguarda decenas de autógrafos de importantes compositores como Franz Liszt; partituras originales y otras editadas en la ciudad alemana de Leipzig, entre otros.

 Castro fue el ‘último romántico’ del porfiriato y murió a los 43 años de edad, en la cúspide de su carrera.

 En su estado natal, Durango, se celebró el aniversario de su nacimiento con la puesta en escena de su ópera más famosa, Atzimba, de la cual Arturo Márquez reconstruyó el segundo acto, perdido en los años 50, concluyó el INBA.

Etiquetas:, ,