Boullosa destaca rol de mujeres mexicanas en la historia y las letras

Carmen Boullosa.

SANTIAGO  (Notimex).- La escritora mexicana Carmen Boullosa resaltó el rol de las mujeres en la historia, literatura y arte de su país, siendo protagonistas de muchos de los capítulos señeros de su obra.

En la Facultad de Comunicación y Letras de la Universidad Diego Portales, en esta capital, Boullosa ofreció la sesión ‘Las excepciones son la regla: aseo por personajes femeninos literarios, históricos o legendarios de México’, en homenaje al chileno Roberto Bolaño.

Al referirse a la novela ‘Balún Canán’, de Rosario Castellanos, expuso que al margen de que en la vida real ‘el círculo del afecto y la herencia del poder que da al padre, es para el hijo varón’, se cumple la premisa de que ‘las excepciones son la regla’.

La niña, que representa a la autora, ‘es la extranjera, la que está fuera de ese círculo familiar y por lo tanto es la que conoce, está en contacto con el mundo’, dijo.

La idea de profundizar en esta relación de la mujer con ‘el circulo del afecto y del poder’, expresó, surgió al conocer un cuadro de la pintora Sofonisba Anguissola, que representa a su familia: el padre Amilcare, abrazando a su único hijo varón, Asdrúbal, enfatizando con el gesto, que ellos se bastan a sí mismos; ‘eso es el poder y el circulo del afecto’, apuntó.

El conocimiento de Sofonisba y de Rosario Castellano, señaló Boullosa, ‘me llevaron a la obsesión de hilar historias con ellas: las no favorecidas por el padre, las que están al margen del afecto paterno y las que se autoretratan para retratar en esto al mundo’.

La historias se inician con otras ‘no elegidas’, ‘marginadas’ por el padre para heredar su poder’, las diosas mayas y aztecas, las mujeres de la Nueva España, que dio existencia a México, las que acompañaron la lucha por la Independencia y las de la Revolución mexicana.

Se trata de una historia no autorizada de la literatura mexicana, donde todos los actores son solo mujeres. Una de las figuras estelares es Juana de Asbaje, conocida como Sor Juana Inés de la Cruz.

Luego de que recuperó su nombre original en una biografía de Amado Nervo, aunque ‘el ´Sor´ se lo volvieron a regresar otra vez, poniéndola en el convento donde ella tantas ganas de estar no tenía’, refirió.

Carmen Boullosa señaló que ‘comenzó a juntar diosas, mitos, leyendas e historia para juntar un hilado de una idea de México, ante lo femenino, ante la mujer’.

Así aparecen las diosas que dan vida, agua y muerte, y a la llegada del invasor Hernán Cortés, a la Malinche, pero también a las ‘insurgentas’ que acompañaron a los revolucionarios mexicanos, las que luego fueron olvidadas en la historia conocida, concluyó.




Volver arriba