Artistas discapacitados plasman su arte con la boca y los pies

Artistas discapacitados plasman su arte con la boca y los pies

CUERNAVACA, Morelos (Notimex).- Artistas discapacitados plasman su arte al utilizar boca y pies para expresar su mundo interior, en un pequeño taller de dibujo y pintura ubicado en la colonia Morelos del municipio de Jiutepec.

Estos creadores utilizan su imaginación y experiencias para expresar sueños. Hombres, mujeres y niños que tienen alguna discapacidad, como parálisis cerebral y artritis reumatoide, muestran su sensibilidad extrema en cada una de sus obras y con su creatividad convierten el estrés en talento.

Esta magia ocurre gracias a la dirección del maestro Horacio Granados, quien imparte clases en dos locales ubicados en la colonia Morelos, de Jiutepec.

Santiago Bahena Tablas, un niño de 11 años con parálisis cerebral infantil, ha desarrollado tres obras singulares. En entrevista afirmó que le tomó un par de meses realizarlas y son casi una réplica al óleo de fotografías.

Explicó que dicha técnica es muy noble, pues le permite superponer colores en caso de un error y suplirlos con una mancha superior.

Este pequeño artista pinta con la mano, a pesar de la parálisis cerebral infantil y asiste al Centro de Atención Múltiple (CAM) en el municipio de Emiliano Zapata.

Estudia en cuarto grado, con calificaciones de 8 y 9. Le encanta la naturaleza y trata de reflejar su personalidad a través de sus cuadros.

A Santiago, el arte le permite relajarse, de lo contrario sus manos se ponen rígidas. Pretende vender sus obras, como un cuadro de guacamayas, y asegura que lo que cada persona quiere es posible lograrlo con voluntad.

En tanto, Alba Luz Socorro Pérez, quien padece artritis reumatoide desde los 14 años, pinta al óleo con un pincel sostenido con la boca y tiene 75 obras a lo largo de su carrera de pintora.

Indicó que se enteró de la posibilidad de hacer arte plástico con la boca y con los pies, tras conocer al director de la Asociación Pintores que Pintan con la Boca y con los Pies, ya que antes pintaba en cerámica.

“Soy becaria de esa asociación, somos 57 pintores mexicanos en toda la República, mis obras se van a Suiza, allá nuestro trabajo lo imprimen en libros, calendarios, tarjetas que son vendidas en todas las partes del mundo y somos 870 pintores mundiales”, dijo.

“Nuestro lema en la asociación es Vendemos Calidad, No pedimos Caridad”, manifestó, al señalar que sus obras las consumen más en el extranjero.

Evert, de 28 años de edad, con parálisis cerebral infantil, realiza pinturas con la boca desde hace seis años. Ella toma clases con el maestro Horacio Granados, quien le ayuda con la técnica.

La madre de Evert afirmó que anteriormente dudaba de su hija, pues ‘la única manera en que ella haga algo es con la boca, la traje acá y el maestro le encontró el modo, ella ha avanzado mucho, porque en los cuadros se ve que ha pulido su técnica’.

Evert, a lo largo de seis años, ha pintado 60 cuadros y es becaria de la Asociación de Pintores con la Boca y con el Pie.

Alejandra Méndez López tiene parálisis cerebral y ha realizados 13 cuadros al óleo, ella tiene afectación en su mano derecha y en su pierna, trata de hablar, pero es difícil entenderle; sin embargo, dijo ‘quiero presentar mis obras’.

Olga López, su progenitora, asegura que “su capacidad es muy grande, su desempeño, he visto muchos logros en mi hija’.

Mientas Bernardo, de 28 años de edad, quien sufrió un accidente, se lastimó la médula y quedó con parálisis desde sus hombros hacia abajo, llegó a esta escuela hace un año, invitado por Evert.

“Berni”, como le dicen de cariño, con anterioridad pintaba porcelana y hoy se ha especializado en óleo, vive en Tepoztlán y ha buscado en ese municipio clases, pero no ha tenido suerte.

El maestro Granados López refirió que estos alumnos especiales vienen al taller de pintura a desarrollar un oficio a través de la pintura, la cual les ayuda a vivir y obtener una solvencia económica y la satisfacción de sentirse útiles.

“El principal obstáculo para estos estudiantes especiales son los altos costos, materiales caros, no tenemos espacios suficientes ni adecuados para este tipo de personas, en el país no se les da mucha importancia’, aseguró.

“Queremos que las autoridades vean lo que ellos realizan. Muchos están deprimidos, encerrados, ansiosos, olvidados, pero el arte les permite sentirse útiles y productivos’, manifestó.




Volver arriba