Afecta al Festival de Aviñón

Se cancela su apertura debido a la huelga nacional

Huelguistas en la asamblea general de ayer. Su protesta afectó la inauguración del Festival de Aviñón

PARÍS (EFE).- El Festival de Aviñón, el evento cultural más importante del verano francés, no celebró ayer la inauguración de su 68a. edición debido a la huelga de parte de los trabajadores del espectáculo.

El director del certamen, Olivier Py, quien también es actor, dramaturgo y director de escena, confirmó al inicio de la rueda de prensa de apertura los temores de anulación, agudizados anteanoche, tras el voto mayoritario en favor de la huelga nacional masiva convocada para ayer por los trabajadores eventuales.

El momento cumbre del primer día de la era Py, quien este año debuta al frente del festival, tendría lugar en el patio del Palacio de los Papas con el estreno de “Le Prince d’Hombourg”, una obra de Heinrich von Kleist dirigida por Giorgio Barberio Corsetti. Tampoco se vio la pieza musical “Coup fatal”, de la República Democrática del Congo, dirigida en el patio del liceo Saint-Joseph por el belga Alain Platel.

“Es un derecho”

El director señaló que “la huelga es un derecho”, que respeta que se haga y también que no. La decisión de anular ambas presentaciones fue tomada tras una votación de los respectivos equipos técnicos y artísticos de las producciones a estrenar.

El voto mayoritario era previsible, pues en la asamblea general que se celebró anteanoche 204 asalariados del festival votaron a favor y 144 se opusieron.

La programación de hoy se mantenía hasta anoche, pues la próxima jornada de protesta nacional está convocada para el próximo sábado 12.

Los trabajadores eventuales, temporales y fijos discontinuos del espectáculo y el audiovisual, llamados “intermitentes” en Francia, protestan contra las nuevas condiciones de indemnización de desempleo acordadas el pasado marzo por la patronal y varios sindicatos.

La nueva normativa entró en vigor el 1 de julio con el respaldo del gobierno, que al mismo tiempo prometió hacer frente financieramente a la protección especial de la que gozan hasta 2017 mientras se reestructura por completo su estatuto.Para intentar salvar en lo posible la temporada de festivales estivales de 2014, clave para las economías municipales y regionales del país, que desde principios de junio han sufrido numerosas anulaciones, el Ejecutivo nombró una comisión que anunció el inicio de su trabajo con todas las partes del conflicto.

De acuerdo con el diario “Le Monde”, en 2003, año en que varios grandes festivales no pudieron celebrarse debido a una protesta similar, sólo la anulación del Festival de Aviñón costó al Estado francés y a las instituciones regionales 1.9 millones de euros.




Volver arriba