Arte y Cultura

CULTURA

Paseos culturales en internet por las calles de París

El Instituto Cervantes lanzó ayer en la capital francesa dos recorridos culturales en internet, por las calles de París, por los lugares en los que vivieron o frecuentaron Diego Rivera y Frida Kahlo durante sus estancias en esa ciudad  a principios del siglo XX.

Reedición del Diccionario ideológico de Julio Casares

Los académicos y lexicógrafos españoles José Manuel Blecua, José Antonio Pascual, Manuel Seco y Pedro Álvarez de Miranda consideran una buena noticia que se haya reeditado el “Diccionario ideológico” de Julio Casares, “una obra fundamental para todo el mundo” y “un lujo para una lengua”.

Financiamiento a la creación dramatúrgica

El Comité Intergubernamental del Programa Iberescena (CII) , de España, concedió más de un millón de euros a los 12 países latinoamericanos que forman parte del espacio cultural Iberescena, para promocionar la creación dramatúrgica y coreográfica y la producción de espectáculos y festivales.

Vuelve el tranvía a Washington

Monumentos de blanco neoclásico, arquitectura federal y, ahora también, tranvías. Este icónico medio de transporte vuelve a la capital de Estados Unidos  medio siglo después de que los últimos raíles fueran sustituidos por asfalto y neumáticos. Las autoridades de Washington prevén que el nuevo tranvía, ahora en periodo de pruebas, comience a circular de este a oeste de la ciudad en la primavera de 2014.
 
Sarcasmo masculino en redes sociales
 
Fue un joven  salvadoreño de 24 años, quien a la fecha prefiere no salir del anonimato y sólo se presenta a través de Twitter como @PayasoSinGracia, el que comenzó a hacer uso del sarcasmo para demostrar que no sólo las mujeres podían presumir su belleza, exigir atención, ser tiernas, sensibles y amorosas. El boom se hizo por medio de las redes sociales, donde comenzó a postear frases como: “Hey tú, si tú, el princeso que está leyendo esto, sonríe princeso, eres hermoso”, creando así la división de opiniones entre los hombres que encontraron un escaparate para demostrar ternura o exigir respeto y buen trato, y quienes aseguran que los princesos son parte del movimiento gay.
 
 




Volver arriba