Testigo de la historia meridana

Mesa panel sobre la arquitectura de la capital yucateca

Marco Tulio Peraza Guzmán, Manuel Rivera Arjona, Gonzalo Navarrete Muñoz y Ligia Quijano Axle, ayer

Pasajes conocidos, otros no tanto y unos ya olvidados de la historia de la ciudad se repasaron en la mesa panel “Mérida a través del testigo insobornable de la historia: la arquitectura”, que formó parte del Mérida Fest.

En la mesa, realizada en el auditorio del Centro Universitario Interamericano, participaron Gonzalo Navarrete Muñoz, Ligia Quijano Axle, Marco Tulio Peraza Guzmán y Manuel Rivera Arjona, quien fue el coordinador. Se dividió en cuatro partes: Colonia, siglo XIX (Porfiriato), Revolución y período moderno o contemporáneo.

Asistieron, en su mayoría, estudiantes de Arquitectura de varias escuelas.

Navarrete Muñoz señaló que gracias a la arquitectura se puede conocer la historia de Mérida. “La arquitectura revela lo que el hombre quiere ser y lo que el hombre es”, afirmó. Dijo que la ciudad no está hecha al servicio de los ciudadanos sino del automóvil y como ejemplo recordó que en la puerta de la Catedral hubo una gasolinera. Hoy día, añadió, se pueden contar con los dedos de la mano los edificios coloniales que sobreviven en la ciudad.

También se refirió a la costumbre de cambiar de nombre a los edificios, y citó el caso del Ateneo de Yucatán (hoy sede del Macay), que “nunca fue Ateneo, sino Palacio Episcopal”.

Habló de los arcos, los cuales, supone, se van a reconstruir en un futuro “porque Mérida es la única ciudad que tiene arcos; los arcos son un distintivo de la ciudad y es una pena que se estén cayendo”. Antes de cederle el micrófono a Marco Tulio Peraza, habló de los barrios de Mejorada y San Cristóbal; de la Calle de los Hidalgos, que después fue “bautizada” como Calle Ancha del Bazar; del parque Eulogio Rosado y de la falta de evocaciones mayas en el centro de Mérida.

Marco Peraza centró su plática en la época del Porfiriato, que, a su juicio, “debe ser revalorado”. “El período porfiriano carga dosis de polémica, pero independientemente de la carga de negatividad posee un patrimonio que se debe revalorar”.

Uno de los aspectos importantes de dicho período es que le dio una nueva visión a la ciudad, pues muchos edificios fueron transmutados y en su mayoría se agregaron nuevos elementos a las otrora casas coloniales, como escalinatas, foyer y sótanos, señaló.- Jorge Iván Canul Ek

Mesa redonda | Datos

La mesa forma parte de una serie de actividades del Inter con motivo del Mérida Fest.

Porfiriato

En la mesa se dijo que el Porfiriato trajo consigo la modernización de la ciudad, no sólo en cuestión de espacios arquitectónicos sino también en espacios públicos.

Paseo de Montejo

Se comentó que el Paseo de Montejo, con su arquitectura clasista, se planeó para que no tuviera continuidad con nada. Se pensó como un espacio para la clase más alta de la época y alentó el surgimiento de la avenida Reforma, donde se establecieron los hacendados liberales.




Volver arriba