Las grandes firmas de moda salvan la belleza de Roma

Cristina Cabrejas

Escalinata de Plaza de España en Roma

ROMA, Italia (EFE).- Los grandes mecenas del Siglo XXI son las grandes firmas de la moda, pues gracias a sus donaciones se está salvaguardando el patrimonio cultural de Roma, como demuestran los 1,5 millones de euros (unos 2 millones de dólares) que la casa de joyas Bulgari aportará para devolver la belleza a la famosa Escalinata de Plaza de España.

Con las arcas vacías del Ayuntamiento, los varios alcaldes de la Ciudad Eterna se han visto obligados a recurrir a las donaciones privadas para restaurar el enorme patrimonio de la ciudad y la moda, siempre vinculada a la belleza, no ha faltado a esta cita.

El último mecenas ha sido la casa de joyas y artículos de lujo Bulgari, que anunció este jueves que celebrará los 130 años de su fundación financiando la restauración de uno de los símbolos de la ciudad, la Escalinata de Trinita dei Monti.

La última intervención para la limpieza del mármol de travertino de sus 135 escalones, realizados entre 1723 y 1726 por Francesco De Sanctis, fue en 1995 y la actual situación es preocupante.

Los miles de turistas que cada día se sientan en los peldaños para disfrutar del panorama y el paso del tiempo han ido ensuciando el blanco travertino y erosionando la piedra.

La firma italiana, aunque ahora pertenece al grupo francés Louis Vuitton Moet Hennessy, se dijo “orgullosa de poder adoptar la famosa Escalinata, ya que representa el corazón de su historia, pues el fundador Sotilio Bulgari abrió sus primera tienda en las adyacente Vía Sistina en 1884 y ahora se encuentra en la cercana Via Condotti”.

Las obras durarán dos años y comenzarán ya a finales de marzo, pero la Escalinata, que une la Plaza España y la Iglesia de Trinita dei Monti, no se cerrará completamente, pues los trabajos de restauración se harán por sectores.

Durante la presentación de la donación, el alcalde de Roma, Ignazio Marino, explicó que se necesita que “los empresarios del mundo se comprometan a salvar y mantener el inmenso y valioso patrimonio artístico e histórico de una ciudad tan única”, agregando que debe ser “por razones filantrópicas y no publicitarias”.

Bulgari se une así a la lista de firmas que están contribuyendo a salvaguardar los monumentos de Roma, como la casa de moda italiana Fendi que ha donado 2,2 millones (3 millones de dólares) para la restauración de la Fontana de Trevi, obra maestra de Nicola Salvi realizada entre 1732 y 1762.

El Ayuntamiento de Roma anunció hace algunas semanas que muy pronto comenzarán los trabajos de restauración de la teatral Fontana, que durarán cerca 20 meses.

Mientras el pasado julio dieron comienzo los trabajos de restauración del Coliseo gracias a otra firma italiana de lujo, Tod’s, cuyo propietario el empresario Diego della Valle donó 25 millones de euros (34,4 millones de dólares).

Las obras en el Coliseo, que se estiman durarán unos dos años y medio, no están impidiendo que siga abierto al público, ya que lo que se está haciendo es reforzar la estructura del Anfiteatro Flavio, con andamios sobre las primeras cuatro arcadas, y también posteriormente se intervendrá para mostrar algunas partes cerradas hasta ahora al público.

También continúa la limpieza y la restauración de la Piramide Cestia, construida en el año 12 a. C. como imponente sepulcro para el pretor romano Cayo Cestio y formada por imponentes bloques de mármol de Carrara y que se está llevando a cabo gracias al millón de euros donado por Yuzo Yagi, presidente de la Tsusho Limited, importante empresa japonesa de la industria de la moda.

Estas marcas han pretendido solo que se rememoren las donaciones con placas colocadas junto a los monumentos o que se recuerden durante las obras quien las ha financiado.

En otras ocasiones, el Ayuntamiento de la ciudad ha financiado las obras de restauración de sus monumentos con la publicidad, colocando enormes carteles, pero esta forma de financiación fue duramente criticada.

Por ello el alcalde de Roma anunció este jueves que en su incesante búsqueda de fondos acudirá a finales de mes a Arabia Saudí, donde uno de los príncipes de la Casa Real se ha comprometido a donar una “gran suma para proteger el patrimonio arqueológico” de la ciudad.




Volver arriba