El yacimiento de Pompeya vuelve a sufrir el derrumbe de uno de sus muros

 

ROMA (EFE).- El yacimiento arqueológico de Pompeya (suroeste de Italia) registró hoy un nuevo derrumbe, esta vez el de uno de sus muros, dos semanas después de que la caída de una parte de su templo de Venus y de su necrópolis de Porta Nocera suscitara polémica por el estado del complejo.

Se trata, según apuntaron los medios italianos, de un muro de piedra sin frescos, de un metro y medio de altura y que delimitaba una de las “domus” (casa) de esta ciudad sepultada por el Vesubio el año 79 d.C, redescubierta en 1748 y declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1997.

El desperfecto fue notificado durante la mañana de hoy por uno de los vigilantes y en estos momentos miembros de la Superintendencia Especial de Pompeya se encuentran estudiando las causas del derrumbe.

En concreto, la “domus” se encuentra en una zona cuyos constantes derrumbamientos han hecho que los responsables del yacimiento prohíban el tránsito de turistas.

Además, el Ministerio de Cultura italiana informó mediante una nota que mañana enviará a un grupo de expertos para verificar la fecha y las causas técnicas del desplome.

El pasado 3 de marzo, la caída de un muro en el Templo de Venus y de un nicho de la necrópolis de Pompeya hizo que los medios de comunicación italianos denunciaran el estado de abandono, que según ellos, sufre el complejo histórico.

Por esta razón, el ministro de Cultura de Italia, Dario Franceschini, convocó una reunión de expertos dos días después para atajar los constantes derrumbes que sufre Pompeya.

A raíz de dicha reunión, el ministerio decidió desbloquear dos millones de euros del fondo “Gran Proyecto Pompeya”, cofinanciado por la Unión Europea (UE), para hacer frente al deterioro del complejo arqueológico.

Además, ese mismo día, la Comisión Europea (CE) anunció que aumentaría el porcentaje de cofinanciación de las obras de restauración de las ruinas de Pompeya.

En 2012, el Gobierno de Mario Monti aprobó el llamado “Gran Proyecto de Pompeya”, un programa de restauración que cuenta con un presupuesto de 105 millones de euros (142 millones de dólares), cofinanciado con los Fondos europeos de desarrollo regional de la Unión Europea (Feder).




Volver arriba