¡A lo Brasil!

¡A lo Brasil!

ENCARNACIÓN, Paraguay (EFE).- Construida a imagen y semejanza a la de Río de Janeiro, la larga avenida iluminada con enormes focos del Sambódromo de Encarnación se inundó ayer del primer fervor carnavalesco que se extenderá durante casi todo febrero.

Centenares de bailarinas vestidas con apenas unas pocas plumas tomaron la enorme calle blanca del Sambódromo de la ciudad conocida como la “Perla del Sur” e hicieron vibrar a los varios miles de personas que se aglutinaban en las gradas.

Con carrozas y disfraces en alegoría al lejano oeste de las películas estadounidenses, la comparsa del Club Pettirossi arrasó ante un acalorado público de todas las edades.Coreografías acrobáticas, kilos de maquillaje, y un enorme grupo de percusión componían la imagen de este equipo que compite por ser el mejor del carnaval.Esta fiesta, traída al otro lado del Paraná por inmigrantes brasileños de origen alemán, marca el inicio de la temporada alta de turismo de Encarnación, a unos 365 kilómetros al sureste de Asunción y punto de destino de miles de visitantes locales y extranjeros.La música se para, todo el público mira hacia el comienzo de la avenida. De entre un grupo de pistoleros de traje negro aparece una sonrisa pegada a una bailarina con zapatos de ballet clásico.La paraguaya Aya Nishii, de 21 años y padre japonés, sacude la cadera para colocar las plumas de faisán que adornan su vestido, mira al cielo nocturno, toma aire y salta, cayendo sobre la punta de sus zapatos, en una postura incómoda hasta para el que mira.Los focos la acompañan, los flashes la persiguen. Nishii no para de bailar durante la casi hora entera que le lleva a su grupo recorrer el flamante Sambódromo.”Es lo más lindo que hay porque la gente está todo contenta, te aplauden, te animan, es muy emocionante”, dice Nishii mientras trata de retirar de su cabeza el tocado de hierro adornado con brillantes para después contentar a los fanáticos que le piden fotos tras terminar su actuación.Su pasión por el baile viene de pequeña. La pasión de Encarnación por el carnaval viene desde 1906.Este centenario carnaval empezó como una tradicional fiesta de las familias adineradas de esta ciudad, ahora engalanada con 27 kilómetros de recién estrenado paseo marítimo y arena a orillas del inmenso Paraná, según explicó a Efe la jefa de prensa del festival, Zunilda Baez.”Al principio eran solo carrozas adornadas con flores, después era un desfile de varones hasta que por fin se involucraron las mujeres”, dijo Baez mientras se congratulaba al presentar el Sambódromo recién habilitado.Al igual que en Río de Janeiro o Sao Paulo, varios clubes se enfrentan buscando ser el desfile más original y espectacular, un suculento premio en metálico le espera al ganador.Las escuelas de baile reinvierten ese dinero en la actividad del año siguiente.El Club San Juan “campeón eterno”, según Baez, busca este año recuperar el trono que el Pettirossi le arrebató en 2013.El carnaval concluirá el 22 de febrero con la elección de la comparsa ganadora, evento que tendrá lugar en la playa de San José, la más extensa de las dos con las que cuenta Encarnación.




Volver arriba