Receta para hacer caballeros pobres

El postre es muy popular en el estado, sobre todo en celebraciones como novenas o posadas. Aunque ya no es tan común como solía serlo, se mantiene entre el gusto de la gente y es momento de rescatarlo. Es tan económico como fácil de hacer, así que si tienes invitados pronto, aprovecha para sorprenderlo con este delicioso postre.

 

Ingredientes (10 a 12 raciones):

2 barras de pan francés.

¼ de litro de leche.

Extracto de vainilla al gusto.

6 huevos.

2 rajas de canela.

50 gramos de pasitas.

½ kilo de azúcar.

Aceite vegetal.

1 lata de leche condensada.

 

Preparación:

Para el almíbar, en una olla con ¾ de litro de agua, le vas agregando la vainilla, el azúcar, la canela y las pasitas, durante 20 minutos dejas la mezcla en la estufa a fuego lento, trata de remover un poco aproximadamente cada cinco minutos.

 

Mientras el almíbar está en la estufa, en otro recipiente mezcla la leche, ¼ de litro de agua, la leche condensada y  un poco de vainilla. Después, en un recipiente aparte, separa las claras de los huevos y bátelas hasta que estén a punto de turrón, puedes comprobar que lo está si al voltear el recipiente las claras no se derraman. Después, agrega poco a poco las yemas, remueve un poco y deja reposar la mezcla.

 

Ahora, es momento de preparar el pan, tradicionalmente se corta en diagonal para tener rebanadas más largas, pero mientras el grosor te permita mojar todo el pan, lo puedes cortar como mejor te acomode.  Ahora, una por una, remoja las rebanadas de pan en la mezcla con leche y luego capéalas con el huevo, después, con una sartén con aceite precalentado, empieza a freír el pan.

 

 Finalmente, acomoda las rebanadas en un recipiente o refractario, báñalas con el almíbar, deja enfriar y refrigera. El almíbar lo puedes sustituir por azúcar con canela, sólo que es recomendable que las agregues antes de freír. También, puedes prescindir de las pasas o cambiarlas por almendras.

 

Recuerda que como vas a manipular el pan, no es necesario que sea fresco, por lo que este postre es ideal para utilizar el pan duro que quedó de la semana.




Volver arriba