Hay una bebida frutal para cada actividad que desarrollas

Los jugos verdes tienen contenido calórico muy bajo

La nutrióloga Juliana Cáceres Medina recomienda tipos específicos de licuados de acuerdo con los objetivos y la actividad de cada persona.

Por ejemplo, para quienes buscan limitar su ingesta de calorías pueden optar por los jugos verdes, aquéllos que se elaboran con apio, perejil, espinacas o acelgas, y se licuan ya sea con agua o con una fruta como toronja o naranja.

Hay que cuidar la cantidad de fruta que se usa, no excederse de una toronja o dos naranjas para que el licuado cumpla su objetivo de ser poco calórico.

El licuado se debe complementar con un sándwich de queso panela y jamón de pavo, o con huevos revueltos.

Un licuado más energético es bueno para quienes hacen deporte y se recuperan del esfuerzo físico realizado. La nutrióloga sugiere preparar una bebida con 250 mililitros de leche descremada o semidescremada, una taza de fruta (fresas, melón o papaya), un tercio de taza de avena en hojuelas, y dos claras de huevo cocidas que aporten proteína. Generalmente una taza de fruta es la porción adecuada, pero hay unas más calóricas, como el plátano y el mango, en cuyo caso sólo se debe utilizar la mitad.

La avena ayuda a que los azúcares simples de leche y fruta se conviertan en complejos.- I.C.A.

Incluye una comida con los licuados




Volver arriba