Insectos: un alimento rico en nutrientes.

Los insectos suelen ser ricos en proteínas, grasas no saturadas, minerales y vitaminas.

A pesar de su aspecto desagradable, algunos insectos como las moscas y cucarachas contienen un alto valor nutrimental, o así lo aseguran expertos en entomofagia. Y no sólo eso, también sostienen que bien condimentados, pueden ser un alimento exquisito.

Los insectos suelen ser ricos en proteínas, grasas no saturadas, minerales y vitaminas. A pesar del conflicto que genera su consumo, una vez superado, estos pueden llegar a ser muy sabrosos. Estos también pueden ser secados y almacenados durante largos periodos, e incluso conservados en lata para facilitar su distribución y consumo.

En algunas comunidades del mundo estos forman parte de la dieta cotidiana y son ingeridos crudos, fritos o asados, sin la necesidad de añadir aceites puesto que cuentan con la cantidad ideal de grasa para cocinarse.

Es un hecho que no todos los insectos son comestibles, y en algunos casos pueden llegar a causar alergias y otros malestares si no son limpiados y cocinados apropiadamente. En el caso de los insectos venenosos, se debe tener un cuidado especial al neutralizar su veneno.

Cabe mencionar que según la Sociedad Entomológica de Estados Unidos, las termitas, orugas, saltamontes, moscas, arañas y gorgojos son incluso mejores fuentes de proteínas que animales como el pollo, el cerdo, el cordero y la vaca, además de tener un índice menor de grasas y colesterol.

Etiquetas: