¿Quesadilla con cerveza?

Si te gustan los sabores fuertes, te recomendamos esta combinación que te proporcionará exquisito placer al paladar.

Si te gustan los sabores fuertes, te recomendamos esta combinación que te proporcionará exquisito placer al paladar.

 La quesadilla es un platillo sencillo de preparar, no es exclusivo de ninguna clase social y todos los disfrutamos con singular alegría en cualquier comida del día, sobretodo en el desayuno o la cena.

 Te hacemos la siguiente sugerencia para la hora de la cena. Vas a partir con un rallador quesos Roquefort, Mozzarella, Gouda y Gruyere. Combínalos y agrégales un chorrito de vino. Coloca la combinación en tortillas de harina (no de maiz, para terciar el sabor fuerte) y ¡Directo al horno! (Tostador de preferencia).

 Ya listo, espolvorea un poco de cilantro (si gustas, no pongas cebolla, ni salsas de tomate ni crema, para paladear bien los quesos) y ¡A disfrutar!, pero ¿Por qué no con una cerveza artesanal?

 Quesos con cervezas

 Se aconseja que esta combinación de quesos se acompañe con cerveza obscura, aunque también puede ser con una ligera o clara. Las de sabor aromático pueden hacer que choquen los sabores de una manera desagradable.

Las cervezas artesanales se disfrutan tranquilamente y sin prisas, gracias a su fuerte sabor y elaboración cuidada.

Etiquetas: