El pan de ayer

Algunos consejos para hacer con el pan que no está fresco

Vas a la panadería y te encuentras con paquetes de pan viejo muy baratos, o en la casa decidieron no comer más de un pan y lleva varios días, ya está duro. Aquí te planteamos algunos consejos para hacer con el pan que no está fresco.

1)      Corta el pan en cuadritos y saltealo con un poco de mantequilla y queso parmesano. Agrega a tus ensaladas estos deliciosos crotones caseros.

2)      Corta un pan francés ya viejo a la mitad y hornea tu rollo de carne sobre él. El pan viejo es un excelente elemento para absorber grasa.

3)      Muélelo en la licuadora o en una “Pica Lica” con algunos condimentos y tendrás un excelente empanizador.

4)      Pon una rebanada de pan duro entre tus galletas recién hechas o en un recipiente de azúcar moreno. El pan duro ayuda a conservar la frescura.

5)      El “Kvass” ruso es como una cerveza hecha con pan viejo. Coloca la rebanada de pan duro en agua por un día, después quita el pan y sus restos, así como 2 cucharadas de azúcar y 2 de levadura madre revuelve y agrega pasitas, cuando estas flotan es que ya está listo.

6)      Unta a rebanadas de pan duro mantequilla derretida, espolvoréales una mezcla de azúcar y canela y hornea a temperatura intermedia por 20 minutos. Obtendrás unas tostaditas deliciosas para remojar en el café.

Etiquetas: