Consejos al cocinar camarones

Elaborar platillos de mariscos es sumamente delicado

Elaborar platillos de mariscos, en especial con los camarones es sumamente delicado, ya que debe estar adecuadamente manipulada su limpieza previa a la preparación.

En primer lugar hay que asegurarse de que los se compren, estén realmente frescos y la manera de cerciorarse es que tengan un color transparente y no emanen ningún olor. Si va a preparar platos calientes, se sugiere adquirir los camarones completos, de lo contrario si lo que va a preparar es frío, entonces puede llevarlos descabezados.

Ahora bien, una vez obtenidos estos mariscos frescos es bueno remojarlos en agua fría con hielo para facilitar el proceso de limpieza. De manera delicada, con los dedos se remueven las patitas y a partir de allí la cáscara transparente con cuidado de no traerse parte del camarón.

Luego, con un cuchillo pequeño, de punta fina y afilada, hacer una incisión precisa pero poco profunda a lo largo del lomo superior y parte inferior para remover las “venas”. Este paso es muy relevante, ya que allí es donde se alojan los desechos digestivos de este marisco.

Si va a cocinar un plato caliente y es necesario conservar el camarón completo, es decir, con la cabeza, es necesario remover una sustancia amarillenta que se aloja entre el cuerpo y el cuello.

Para ello, sujetar el cuerpo e introducir un dedo entre éste y la cabeza, con una cucharita y bajo el chorro de agua se saca el poco de sustancia que allí se encuentra. De esta manera sus camarones estarán completamente limpios y desvenados, listos para preparar.

Etiquetas: