Alimentos que no necesitan refrigeración.

Se piensa que todo alimento que sea refrigerado conservará su frescura.

La mayoría de las personas, piensan que todo alimento que sea refrigerado conservará su frescura. Ésto, es falso. Aquí te presentamos cinco alimentos que no necesariamente tienes que introducirlos en el refrigerador para su conservación ideal. Así que ve por lápiz y papel y toma nota.

1. La papa

La papa no necesita estar en el frío. Si este tubérculo se encuentra a temperaturas altas, convierte su almidón en azúcar afectando su sabor y textura a la hora de cocinarlo. Es por ello, que el mejor consejo para su conservación, es mantenerla en una bolsa de papel en un lugar fresco.

 2. El tomate

Los tomates no necesitan refrigeración, basta con que estén a temperatura ambiente. Si se almacenan en el refrigerador, es muy probable que se arruguen y que no tengan un sabor agradable al momento de cocinarlos.

 3. La albahaca

Dejar que esta planta esté a temperaturas altas por largos períodos hará que se marchite y pierda sabor, textura y todos sus beneficios. Para almacenar albahaca, puedes depositarla en una taza con agua, después retírarla y almacenar la planta en una bolsa plástica (asegurando que tenga una pequeña abertura para que circule el oxígeno) para después disfrutarla tierna y seca.

 4. El aguacate

El proceso de maduración de los aguacates se vuelve más lento al introducirlos al refrigerador. Un consejo, es dejarlos a temperatura ambiente.  Por el contrario, si tienes un aguacate muy maduro puedes almacenarlo en el refrigerador por poco tiempo, para aprovechar su vida útil. Ten cuidado, porque si dejas los aguacates mucho tiempo a temperatura alta, se tornará negro y tendrá un sabor poco agradable.

 5. La cebolla

Este vegetal, es extraído de la tierra y se ve afectado si lo sometes a refrigeración. La razón es sencilla, el ambiente humedo del refrigerador hace que las cebollas se tornen “viejas”, es decir, que tengan una textura arrugada y, en el peor de los casos,  se echen a perder. Se aconseja que las cebollas se almacenen en un lugar fresco, ventilado y oscuro.

 Existen muchos otros alimentos, como la pera y la manzana, que no merecen el castigo del frío. Aplica los consejos y disfruta tus vegetales más frescos y en perfectas condiciones para que los incorpores a tus platillos.

Etiquetas: