¿Cómo curar la resaca? con espárragos

Los aminoácidos y minerales que se encuentran en el extracto de los espárragos pueden aliviar la resaca producida por el alcohol y a su vez proteger las células del hígado contra las toxinas.

Comer espárragos, antes o después de beber puede ayudar a aumentar los niveles de las enzimas que procesan el alcohol.

La Escuela de Medicina de la Universidad Nacional de Cheju realizó pruebas exponiendo extractos tomados de los tallos de los espárragos con células de hígado humano y descubrieron que esos vegetales triplicaban la actividad de dos enzimas claves para metabolizar el alcohol en el cuerpo, deshidrogenasa y deshidrogenasa aldehído, un proceso crítico a la hora de aliviar la resaca.

Estas ayudan al cuerpo a deshacerse del exceso acetaldehído, que es un subproducto de desglose de alcohol y es el principal componente que provoca los síntomas de una resaca Las enzimas encargadas de descomponer el alcohol llamadas Bono son aminoácidos que se mantienen estables, incluso después de la cocción a elevada temperatura, por lo que el espárrago sigue siendo un poderoso aliado, incluso después de ser cocido al vapor o hervido. Además, los espárragos también están llenos de antioxidantes, incluyendo glutatión, que ayuda a proteger el hígado.

Para tratar una resaca con espárragos puedes hacer té con espárragos frescos. Lavar un manojo de espárragos, colocar en una olla con un litro de agua y cocer durante 10 minutos y verter el caldo de espárragos en una taza. Exprimir un poco de limón para mejorar el sabor.




Volver arriba