Cocinar algunos alimentos en el “micro” podría ser peligroso

Cocinar algunos alimentos podría ser peligroso en el microondas (Foto: Internet)

MÉXICO, D.F.,(EL UNIVERSAL).- La creación de este electrodoméstico fue una “coincidencia”, ya que mientras el científico Percy Spencer, quien trabajaba en la compañía estadounidense Raytheon, realizaba una investigación con un magnetrón (un generador de altas frecuencias para usarlo como radar), se dio cuenta que la barra de chocolate, que tenía en el bolsillo de su bata, estaba derretida. Este hecho lo puso a pensar y colocó unos granos de maíz junto al magnetrón, los cuales reventaron con el calor convirtiéndose en palomitas; fue entonces cuando se dio cuenta que las microondas de baja intensidad producían el aumento de temperatura en los productos cercanos a él y fue entonces cuando comenzó a trabajar en el primer horno de microondas.

Para mediados de la década de los 40, surgió el primer horno de microondas. Éste pesaba alrededor de 350 kilogramos y era tan alto como un refrigerador. El objetivo de este electrodoméstico, actualmente indispensable en las cocinas de las casas, es calentar, función que realiza mediante la generación de ondas electromagnéticas en la frecuencia de las microondas, en torno a los 2.45 GHz, así lo explica Wikipedia.org. Sin embargo, no todos los alimentos ni ciertos artículos, se pueden introducir en los hornos de microondas, debido a ciertas sustancias que contienen, las cuales pueden provocar accidentes.

 1) Metales. La principal regla de un microondas es no introducir ningún tipo de metal: cubiertos, vasos o tazas con orillas metálicas, los listones de metal que traen las bolsas de pan, etc., ya que se podría generar un incendio.

2) Huevos. Este producto avícola, en estado natural, no debe meterse al horno, pues al comenzar a calentarse, en el interior se produce presión en el espacio de aire que existe entre la clara y la yema y el cascarón, la cual puede terminar en una explosión.

3) Papel de aluminio. Como también se trata de un metal, la reacción que tendrá al introducirlo en el electrodoméstico será negativa. Las microondas se acumulan en las puntas del papel provocando chispas que pueden comenzar un incendio.

4) Chiles. Este alimento al calentarse libera capsaicina, sustancia que se esparce e impregna en el ambiente irritando ojos y garganta, es clásico cuando las amas de casa hacen chiles rellenos y les quitan la piel a los chiles poblanos quemándolos en las flamas de la estufa, pero dentro de un microondas puede ser peor.

5) Vajillas. Algunos modelos de vajillas, principalmente las antiguas, tienen diseños elaborados con pinturas metálicas o que contienen metal, que al meterlas en el horno, comenzaran a sacar chispas.

6) Uvas. Este fruto se caracteriza por tener electrolitos, líquidos ricos en iones, el cual conduce la electricidad. Las microondas provocan que los iones perdidos en la uva viajen hacia adelante y atrás rápidamente ocasionando fuego.

7) Papas. Lo ideal para cocinar estas verduras en el microondas es perforar sus cáscaras, porque así permitirás que no se concentre tensión en el interior y exploten.

8) Agua. Sí puedes calentar este líquido en el horno, pero no permitas que llegue al punto de ebullición, ya que se ha mencionado que la temperatura puede ser tan elevada que al introducir una cuchara o saco de té, puede salpicar y quemar tus manos o incluso rostro.

9) Zanahorias. Debido a que esta hortaliza contiene hierro, magnesio y selenio, en pequeñas cantidades, si las introduces al electrodoméstico, crudas, tendrás un bonito espectáculo de pirotecnia.

10) Alcohol. Debido a que las bebidas alcohólicas son inflamables, si metes un vaso con algún licor, provocarás un incendio.

Etiquetas:,