Aficiones con el vino

En el mundo de los amantes del vino, existen aquellos asiduos a coleccionar botellas de distintas nacionalidades y edades, pero existe un coleccionismo más accesible para los amantes del vino: la placomusofilia.

Consiste en coleccionar placas de botellas de vinos espumantes. Después del rito de apertura de una botella de Champagne nadie toma interés en la placa de metal del bozal (utensilio formado por un alambre y una chapa destinado a soportar la presión que ejercen los vinos espumosos sobre el tapón).

Sin embargo los diseños de estas chapitas del bozal son muy cuidados y estéticamente valiosos. Normalmente tienen el logotipo de la bodega, o marca, o sirven para indicar alguna efeméride o celebración especial. Esta afición es común en Francia y España, donde hay clubes, encuentros de intercambio, revistas y páginas web sobre este tema.




Volver arriba