Mitos y verdades de las bebidas energéticas

Las bebidas energéticas contienen un alto nivel de cafeína de vitaminas que incrementan la energía en el cuerpo

Las bebidas energéticas están elaboradas para incrementar el nivel de atención y respuesta de las personas, contienen un alto nivel de cafeína de vitaminas que incrementan la energía en el cuerpo. Si bien son bastante efectivas, no están libres de efectos secundarios debido a sus altos contenidos vitamínicos que pueden ocasionar trastornos en el organismo, especialmente si las mezclamos con otras bebidas, sobre todo si contienen alcohol.

Mitos:

Las bebidas energéticas, suelen contener compuestos prohibidos: La mayoría de ellas, tienen como ingredientes principales a la cafeína, Gingzen, Guaraná y vitaminas, por lo  que no traen compuestos ilegales pero que, en su conjunto, provocan un alza energética fuerte.

Las bebidas energéticas son dañinas en todo caso: El común de las bebidas energéticas contienen las dosis máximas de sus componentes para consumir durante el día. Si solo consumes una, no te estás sobrepasando.

Las bebidas energéticas no causan hiperactividad y adicción: Si se consumen de forma moderada, no deberían causar efectos a largo plazo, pero su consumo en exceso puede generar dicho tipo de consecuencias.

Las bebidas energéticas, ayudan a calmarse: Al revés, su sobre-consumo, puede generar ansiedad o ataques de pánico en personas propensas a ellos.

Verdades:

Los niños no deben beber bebidas energéticas: Sus compuestos y la concentración de ellos, están por sobre los límites de lo que puede consumir un niño o pre-adolescente, por lo que ellos no pueden beberlas, aunque sea en moderación.

Si bebo más de una, puedo experimentar efectos secundarios inmediatos: Si tomas dos o más, puedes sufrir mareos, dolores de cabeza y, por sobretodo, una caída en tus niveles de energía una vez que termina el efecto.

No es seguro mezclar bebidas energéticas y alcohol. Ambas, son estimulantes diferentes y, su mezcla, puede producir efectos dañinos en el cuerpo tanto a corto como largo plazo.

Las bebidas energéticas son peligrosas para ciertas personas: Diabéticos, hipertensos y personas con enfermedades crónicas, sobretodo cardiacas, pueden sufrir un incremento en su condición, incluso si las consumen con moderación.

Las bebidas energéticas no reemplazan el consumo de líquidos: Por más que las bebas, tu cuerpo necesitará deshacerse del exceso de compuestos que estás ingresando a tu cuerpo. Por ello, es importante que tomes agua.

Etiquetas: