Curiosidades sobre la historia de la cerveza en México.

La cerveza mexicana se vende mucho en todo el mundo y es muy apreciada.

Pocos saben que el origen de la cerveza, bebida popular en nuestro país, se remonta a nueve mil años en el Oriente Medio, donde era fabricada por los sumerios. Después, durante varios siglos y muchos experimentos, se llegó a perfeccionar su calidad y sabor convirtiéndose en la bebida predilecta a nivel mundial.

 La historiadora María del Carmen Reyna, del Instituto Nacional de Antropología e Historia, en su libro “Historia de la cerveza en México” plasma el recorrido de la cerveza por el continente americano desde su llegada al Nuevo Mundo tras la conquista española, los primeros intentos para fabricarla, la difícil etapa de aceptación en la época novohispana y su esplendor en el siglo XX como para consolidar una floreciente industria mexicana.

“Traían maestros cerveceros europeos para poder hacerla, que tenían la habilidad, práctica y experiencia necesarias. Esta primera cervecería permaneció alrededor de cuatro o cinco años, pues no tenía las condiciones para subsistir. Además, las primeras cervezas salían muy caras y, por lo mismo, la producción era mínima. Por ello, se decidió mejor traerla en barcos, pero este transporte debía tener ciertas condiciones para que la bebida no se echara a perder”, afirma Reyna.

 Las primeras cerveceras que se establecieron en la Ciudad de México, se establecían cerca de los ríos por la utilización de grandes cantidades de agua para elaborar la bebida. Sin embargo, no prosperaron porque debían importar el lúpulo desde Europa y de Estados Unidos venía la cebada que no contaba con la calidad suficiente. Fue así, como se comenzó a cultivar este cereal.

Al llevar la cerveza de un extremo a otro del territorio nacional, se necesitaba una buena técnica para su conservación.

 Reyna comenta, La inestabilidad del siglo XIX no hizo posible que se fortalecieran las fábricas de cerveza. Sin embargo, a mediados de esa centuria empezó a haber una mayor demanda de esta bebida, que poco a poco fue desplazando al pulque. La cerveza también se consideraba medicinal, a los niños se les daba un traguito para tranquilizarlos por efectos del lúpulo”

 “La cerveza mexicana se vende mucho en todo el mundo y es muy apreciada. Hoy por hoy, México ocupa el décimo lugar en el consumo de cerveza, siendo los principales consumidores Alemania (que organiza durante un mes el Oktoberfest, en el que se sirven galones de esta bebida), España, Francia, República Checa, Austria, Bélgica, Reino Unido, Dinamarca y Estados Unidos, que cuenta con infinidad de fábricas”, finalizó la historiadora.

Etiquetas: