Una hormiga que vale oro

La variedad nucú tiene gran valor al comercializarse

La hormiga nucú se comercializa en los mercados de Tuxtla Gutiérrez, se reproduce durante la época de lluvia y su demanda es muy alta

TUXTLA GUTIÉRREZ (Notimex).- El nucú, hormiga que “vale oro” y que en Chiapas se reproduce en la época de lluvia, no está en el menú de los restaurantes, pero tiene una gran demanda a pesar de su alto valor económico.

La gente ya pregunta por el nucú, una de las hormigas más grandes, pero aún no es su época. Al inicio de la temporada de lluvias para junio próximo, muchos harán un gran negocio.

Elena Escobar, del pueblo zoque de Copoya, poblado que está en la parte alta del cerro Mactmatczá perteneciente al municipio de Tuxtla Gutiérrez, indicó que desde el inicio de la reproducción del insecto compra botes con valor de 700 mil pesos.

Sin embargo, el nucú lo comercializa en medidas de 100, 200 y 300 gramos con un valor de 50, 60 y 80 pesos; el negocio es redondo, se recolecta durante la noche o madrugada preferentemente, luego se lleva al comal para luego venderlo asado.

Durante el tiempo que permanece en la lumbre, expide un olor agradable, perfuma la casa, una vez que se ha cocido se consume, se le agrega una pizca de sal, unas gotas de limón y hay quienes lo degustan en tacos.

Su textura es como carbón, se desmorona, se disuelve con facilidad en el paladar, no tiene sabor dulce o amargo, es insípido, lo que es atractivo es su olor, en el que se percibe el aroma a la tierra de donde brota.

Elena Escobar indicó que de un bote de 20 kilogramos en el que ha invertido hasta mil 200 pesos, obtiene el doble o casi el triple de ganancias, sólo que su comercialización necesariamente es en las calles alrededor de los mercados públicos.

Dijo que lo mismo se vende en el exterior como en el interior de los centros de abasto “Juan Sabines Gutiérrez”, “Rafael Pascacio Gamboa”, 20 de Noviembre, 5 de Mayo, Los Ancianos, Mercado del Norte, hay quienes encargan con anticipación su nucú, es caro, es apetecido, pero no sé por qué. Al igual que doña Elena, muchas personas, principalmente mujeres, capturan el nucú, lo preparan y lo comercializan en medidas pequeñas pero que tiene un alto precio, hay quienes en época de lluvias es su principal actividad comercial. Durante los meses de lluvia mucha gente hace la mejor venta, no hay estudios científicos sobre su contenido proteínico, pero los restaurantes tampoco lo incluyen en su menú, aunque sí lo conocemos, señaló el gerente del hotel y cafetería “María Eugenia”, Adán Angel Coutiño.

Por otra parte, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco-Servytur), Manuel Ernesto Ramos, afirmó que combatirán el comercio informal de manera conjunta con el ayuntamiento y sacarán del centro a unas cinco mil personas. En entrevista, señaló que al costo que sea van a sacar a los comerciantes ambulantes del centro de la capital del estado; ellos no son locatarios de los mercados y generan competencia desleal. Además, continuó, ocupan las banquetas de diversas calles que impiden al comercio formal elevar sus ventas.

Se recolecta durante la noche o madrugada preferentemente, luego se lleva al comal para luego venderlo asado




Volver arriba