Tras 57 años, tacos de vapor forman parte de la cultura regia

 

MONTERREY (Notimex).- De morcón, chicharrón, picadillo y para no quedarse fuera de quienes tienen gustos ‘light’, de nopalitos o huevo con papas, los tacos a vapor forman parte de la cultura regia, que cada mañana reúne a las familias para almorzar en la zona centro de la ciudad.

Tras 57 años de operar en Monterrey, primero con un puesto ambulante y luego con un local que poco a poco se fue ampliando, la taquería ‘Rosa Náutica’, ocupa un lugar especial en los consumidores y especialistas en tacos que por generaciones han acudido al lugar.

Enrique Sepúlveda, uno de los socios del inmueble, destacó la importancia de sus clientes y la fidelidad que por años éstos han mantenido hacia los tacos que cada día empiezan a preparar a partir de las 04:00 horas.

Señaló que la taquería incursionó en la industria restaurantera en marzo de 1957 con un puesto móvil en las calles de Ruperto Martínez y Guerrero, en la zona centro de la ciudad.

‘Debido al éxito, se tomó la decisión de que se necesitaba un cambio radical, por tal motivo se hizo un pequeño local de madera en las calles Espinoza y Galeana’, hasta convertirse en el tradicional restaurante que es ahora.

‘El negocio tiene 57 años de estar funcionando’, expresó, mismo que es atendido por los cuatro hijos de los fundadores, quienes se encargan por temporadas, ‘para brindar un mejor servicio’.

Sepúlveda relató que en un día llegan a elaborar hasta cuatro mil tacos de distintos guisos, como deshebrada, frijol, picadillo, chicharrón, morcón y cabeza.

En forma inicial, dijo, se comenzó la venta de tacos con sólo cuatro guisos, pero con el tiempo se fueron agregando nuevos guisos, ya que ‘por ejemplo para Semana Santa quienes no comen carne se hicieron los guisos de papa con huevo y nopal con huevo’.

La característica principal de los afamados tacos es la elaboración de todos los productos por parte del personal, desde el procesamiento de la tortilla así como cada uno de los guisos.

‘La producción de tortillas es debido a que en 1984 las tortillerías se cerraban los domingos, siendo el fin de semana los días con mayor venta’ en el local y cuando se requería una mayor cantidad de este alimento, refirió Sepúlveda.

Ante la expansión de la ciudad, la taquería cuenta con sucursales, pero su matriz, en el centro de la ciudad, es el lugar tradicional donde las familias regiomontanas se reúnen por la mañana para degustar los tacos que se piden en grandes cantidades, pues aquí no hay las clásicas ‘ordenes’ de cinco tacos.

‘Me da 40 tacos’, se oye en la caja donde una madre de familia hace el pedido, ‘bien, esos para usted y para los demás?’, responde el encargado quien sabe que los alimentos se colocan al centro para repartir entre la familia que a los pocos minutos vuelve a repetir el pedido por la demanda de los comensales.

Detalló que aunque cuentan con 170 lugares en el local, ‘hay días en lo que los políticos vienen y quieren ser el único cliente al que atendamos pero es imposible’.

‘Nos han pedido cerrar el local para hacer su visita más privada pero nuestros clientes merecen todos un trato por igual’, manifestó al subrayar que ‘la mejor satisfacción que te puedes llevar es que nuestros clientes vuelvan, ya que así sabemos que el trabajo del día se hizo de una manera excelente’.

 




Volver arriba