Pasta, delicia nutritiva

Es un alimento preparado con harina, mezclada con agua, que se cuece en agua hirviendo. Aunque cualquier harina sirve para este propósito, la mayor parte de las recetas occidentales siguen la tradición italiana y emplean el trigo candeal.

 

Se le pueden añadir otros elementos como el huevo, que le otorga consistencia y hace de la pasta un alimento más nutritivo, verduras u hortalizas las cuales aportan vitaminas y minerales además de color, también puedes agregarle suplementos de proteínas como soya y leche que hacen las denominadas “pastas fortificadas”, y también están los suplementos de vitaminas y minerales que llevan las llamadas “pastas enriquecidas”.

 

La pasta es una comida baja en grasa, buena fuente que proporciona ácido fólico, es perfecta para añadir a tu alimentación y también incluirla en la alimentación de los niños.

 

Unos buenos tips sobre preparación de pasta son, cuando prepares pasta con salsa recuerda que, las pastas delgadas y delicadas, se sirven mejor con salsas finas o ligeras, las que son de formas gruesas como el fettuccine, sirven mejor con salsas mas espesas y pesadas, las pastas que tienen hoyos y crestas como la “mostaccioli” o la “radiatore” son perfectas para salsas más gruesas.

 

A la hora de comprar pasta debes hacerlo cuando esta, está sin cocinar y seca, mantenla en un lugar seco y fresco. Refrigera la pasta en un contenedor hermético de 3 a 5 días. Incluso puedes agregar un poco de aceite para ayudarla a mantenerse sin que se pegue. La pasta cocinada continúa absorbiendo los sabores y aceites de la salsa, por ello debes almacenarla siempre, separada de la salsa.

 

Los mejores recipentes para congelar la pasta son aquellos que utilizas para recetas al horno como la lasagna, ziti (pasta italiana de forma cilíndrica) y manicotti (pasta italiana rellena de varios ingredientes como queso y carne).




Volver arriba