Historia del pollo frito

El pollo frito se convirtió en uno de los más populares, llegando a ser básico en la mesa, al momento de comer.

El mundo se llena cada vez más y más de franquicias en las cuales, la comida frita siempre ha sido de las favoritas, existiendo ya cadenas de restaurantes dedicadas exclusivamente a su preparación.

Hoy en día existen evidencias claras sobre como en antiguas culturas tanto en Roma, Egipto como en China el pollo era hecho en aceite.

Tuvieron que pasar muchos años para que los inmigrantes escoceses, que llegaron al sur de Estados Unidos, tendieran a freír el pollo que a diferencia de los ingleses, que lo hervían u horneaban.

Una vez introducido por completo en el sur de Estados Unidos, este platillo se convirtió en uno de los más populares, llegando a ser básico en la mesa, al momento de comer. Tiempo después, los esclavos africanos fueron llevados a trabajar en los cultivos, estos le agregaron ciertos condimentos que no existían en las recetas originales, mejorando su sabor a como lo conocemos hoy en día.

Durante los tiempos de esclavitud, las personas afroamericanas no tenían permito consumir los mismos alimentos que las personas blancas, incluyendo las mayoría de las carnes, a excepción del pollo, el cual se les permitía criar de manera controlada.

La receta se siguió utilizando hasta nuestros días, donde es un símbolo de la comida sureña, convirtiéndolo en un plato popular ya a nivel mundial.

Etiquetas: