El tomate y su viaje a Europa

Los tomates se han convertido en uno de los vegetales más vendidos en el mundo

Al tomate se le asocia con la cocina italiana, la salsa bolognesa, marinara, la pizza. Sin embargo el tomate no llegó a Europa hasta la conquista de México.

Los conquistadores españoles que vinieron a México, poco después del descubrimiento del Nuevo Mundo, “descubrieron” tomates y llevaron algunas semillas a España, iniciando la introducción del tomate en Europa.

Aunque el uso de tomates se extendió por todo Europa y se abrió paso a Italia antes del siglo XVI, originalmente no era una comida muy popular, ya que muchas personas creían que era venenoso. En realidad, estaban cerca de la verdad, las hojas de la planta de tomate, pero no sus frutos, contienen alcaloides tóxicos. Debido a esta creencia en varios países europeos los tomates fueron cultivados a menudo como una planta de jardín ornamental, no como comida.

Debido a que nuevas variedades han sido desarrolladas y a que medios más eficientes de transporte se han establecido, los tomates se han convertido en uno de los vegetales más vendidos en el mundo.

Los tomates se dieron excepcionalmente bien en la tierra templada que rodea al Mediterráneo, así, el tomate gradualmente trazó su camino para llegar a las cocinas regionales. La historia culinaria fue hecha en gran medida cuando el gazpacho, la pasta y la pizza, tres especialidades que han estado presentes durante siglos, conocieron el tomate por primera vez.

Etiquetas: