Vibrante arranque del Festival Lollapalooza

1 / 19


Imágenes de la primera jornada del IV Festival Lollapalooza Chile
Este sábado se realizó la primera jornada del Festival Lollapalooza
Trent Reznor, vocalista de Nine Inch Nails
La banda estadounidense Nine Inch Nails, al comenzar su actuación en el Festival Lollapalooza
El cantante Thomas Mars se lanza sobre el público durante la presentación de Phoenix.
Thomas Mars, vocalista de Phoenix, saluda al público en la primera jornada del IV Festival Lollapalooza
La agrupación francesa Phoenix se adueña del escenario del Lollapalooza
Thomas Mars, de la banda francesa Phoenix
Para la primera jornada del IV Festival Lollapalooza de Chile los organizadores esperaban 80,000 asistentes
Para la primera jornada del IV Festival Lollapalooza de Chile los organizadores esperaban 80,000 asistentes
Para la primera jornada del IV Festival Lollapalooza de Chile los organizadores esperaban 80,000 asistentes
Dan Reynolds, vocalista de Imagine Dragons, se despide del público
Dan Reynolds, vocalista de Imagine Dragons, antes de comenzar la interpretación de "Radioactive"
Dan Reynolds, vocalista de Imagine Dragons
Dan Reynolds, vocalista de Imagine Dragons
La presentación de Imagine Dragons
Dan Reynolds, vocalista de Imagine Dragons
Dan Reynolds, vocalista de Imagine Dragons
El "backstage" del Lollapalooza: los técnicos de sonido


SANTIAGO DE CHILE (EFE).—  Con un elegante minuto de retraso los mexicanos de Café Tacvba se reencontraron con todas sus “ingratas”, en la cuarta edición del Festival Lollapalooza en Chile, donde la cuarta parte de las 80,000 personas que se esperaban ayer para la primera jornada llegaron temprano para cantar y bailar sus éxitos.

Fueron doce canciones y casi una hora de presentación. Abrieron los fuegos con el siempre bien recibido “Pájaros”, para seguir y comenzar ya la fiesta con “El baile y el salón”. Luego vino la a estas alturas clásica reversión del sesentero “Como te extraño, mi amor”, del argentino Leo Dan.

“Realmente los extrañábamos muchachos”, dijo Rubén Albarrán, dueño de la carismática voz que ha dado un sello inconfundible a la agrupación mexicana.

“Las flores” dieron paso al himno de Café Tacvaba: “La ingrata”.

“Este día aquí celebramos la energía femenina (…) nunca ingratas, siempre muy gratas, muchachas”, animó Albarrán.

Ya avanzado el concierto de los mexicanos empezó a sonar la casi melancólica “Aprovéchate” en la cual Emmanuel del Real se lució con una impecable interpretación, adornada por las banderas venezolanas entre el público.  “Olita del altamar” con influencias andinas y luego “Volver a comenzar”, anunciaban lo inevitable, que el concierto seria breve, pero contundente.

El muy bien ponderado “cover” de “Déjate caer” de los chilenos “Los Tres” fue la excusa para que los integrantes de banda dieran una hilarante exhibición de algo parecido al break dance sobre el escenario.  El estrepitoso “Chilanga Banda”, mezcla de hip hop y folclore mexicano, hizo lo suyo y puso a todos a bailar. Casi ya en el ocaso de su presentación se escuchó “El fin de la infancia” y para cerrar una presentación más que correcta Café Tacvba interpretó “Chica Banda”, otro clásico.

CONQUISTA IMAGINE DRAGONS

Imagine Dragons conquistó el corazón del público chileno del Lollapalooza 2014 dedicando su éxito “On top of the World” a María Paz, una niña que murió en un accidente de tráfico pocos días antes del festival.

Tras un concierto marcado por las improvisaciones de los cuatro percusionistas de “Imagine Dragons”, las palmas de Dan Reynolds dieron paso al chispeante “On top of the World”.

“Nos ha llegado una carta de los padres de María Paz dónde nos decían que esta canción sonó en su funeral, así que se la dedicamos a ella”, comentó el líder de esta banda que nació en Las Vegas.

Los santiaguinos se dejaron la voz entonando “It’s time” y el vocalista respondió recorriendo el pasillo central del escenario saltando y bailando. Declarado fan de bandas tan dispares como Muse, Arcade Fire o Paul Simon, Reynolds, a quien el público hispanohablante ha apodado “Danielito”, decidió entonar el tema “Song 2”, de los británicos Blur. Entre “Whooh-hoo’s”, el público del Festival Lollapalooza  brincaba y gritaba recordando la canción más energética de los reyes del “brit pop”.

“Imagine Dragons”, que reveló en un vídeo musical que su nombre original es un anagrama de “Ragged Insomnia” (Andrajoso Insomnio), llenaron el concierto de éxitos como “Who we are”, “Tip toe” o “Fallen”.

Con caretas de mono, diademas de flores, y sombreros de distintos estilos, los seguidores de los dragones imaginarios escucharon “Demons”, un tema que compusieron para la Fundación Tyler Robinson, una organización benéfica de lucha contra el cáncer con la que colaboran.

La esperada “Radioactive”, calificada por la revista “Rolling Stone como “el mayor éxito rock de  2013”, se hizo esperar. Con una bandera chilena sobre el hombro derecho, el vocalista cantó con un público que celebraba cada nota de este canto al apocalipsis.  Esta es la primera vez que estos jóvenes de “la ciudad del pecado” pisan un escenario de América del Sur y, aunque están muy lejos de Nevada, este cuarteto ha insistido en que el público chileno les ha hecho sentirse como en casa.

PHOENIX, EL TOQUE FRANCÉS

El pop electrónico de los franceses Phoenix agitó el Lollapalooza 2014 cuando caía la tarde de la primera jornada de este festival en el que se mezclan estilos, ritmos y tribus en perfecta armonía estético musical.

Mientras el público saboreaba las notas de “Love like a sunset”, el sol santiaguino se ocultaba para dejar paso a una noche cargada con los temas más electrónicos de la banda.

Después de que los seguidores de esta veterana banda contonearan sus cuerpos con los golpes de batería de “Trying to be cool”, miles de brazos se alzaron al cielo para recibir “Rome” y “Entretainment”, el primer sencillo del disco “Bankrupt!”. Con sólo dos guitarras, un bajo, y algunos sintetizadores, Thomas Mars, Deck d’Arcy, Laurent Brancowitz y Christian Mazzalai, hipnotizaron al público chileno.

La vibración de los bajos de la popular canción “Lisztomania”, de su cuarto álbum ganador de un Grammy “Wolfgang Amadeus Phoenix”, atrajo los aplausos y ovaciones de los seguidores del grupo que, que sacudiendo las melenas como si no hubiera mañana, esperaron la llegada de “Long distance call”.

“La siguiente es una canción bailable. Fue una de las primeras que hicimos y la hicimos para bailar, así que ¡manos arriba!”, gritó Mars desde el escenario, como si el resto de sus temas fuesen baladas y no piezas para agitarse hasta el desmembramiento.

Los cinco álbumes de estudio de la banda de Mars han sido la carta de presentación de “Phoenix”, un grupo que ha circulado por importantes festivales de todo el mundo y que fue cabeza de cartel en el “Primavera Sound” de Barcelona. Entre los momentos de esplendor del turno de Phoenix en esta cuarta edición del Lollapalooza Chile destacan las improvisaciones milimétricamente concebidas que introducían temas populares como “S.O.S in Bel Air”, uno de los más coreados por el público.

Con “The real thing” y “Armistice” reeditaron la agitación colectiva merced a la peculiar voz de Thomas Mars, el líder de esta banda nacida en Versalles en los años noventa.  Los miles de fans que se acercaron a ver a esta banda de rock alternativo recitaban la letra de “1901″: “Pasado y presente, ya no importan ahora que tenemos arreglado el futuro”.

Cuando ya era noche cerrada Phoenix se despidió de sus seguidores chilenos, preparados para el brutal cambio que vino a continuación, el inquietante rock de Nine Inch Nails y, posteriormente, los incombustibles Red Hot Chili Peppers.

Etiquetas:,