Violencia y oscuridad, principal atractivo de 'The Following'

Violencia y oscuridad, principal atractivo de ‘The Following’

Sus protagonistas, Kevin Bacon, Jame Purefoy y Shawn Ashmore, relatan la complejidad de la historia y sus personajes

NUEVA YORK (Notimex).- La violencia y la oscuridad son los principales atractivos de ‘The Following’, protagonizada por Kevin Bacon y Jame Purefoy, la cual refleja uno de los problemas sociales más fuertes: los asesinos seriales.

Durante la segunda temporada de esta trama policiaca (que arrancó el 31 de enero en Latinoamérica), los actores están más comprometidos con sus personajes, héroes y villanos que se caracterizan por su ambiguedad y muestran la complejidad humana, los monstruos internos.

Ello le representa un desafío y al mismo tiempo, una satisfacción a Kevin Bacon, quien interpreta al agente del FBI ‘Ryan Hardy’, porque no es el héroe que siempre toma buenas decisiones, sino que es muy confuso, se salta reglas, envuelto de un mundo de oscuridad.

‘Es un personaje complicado y es lo que deseaba hacer. Si yo iba a interpretar al héroe pretendía que fuera un desastre y que no siempre tomara buenas decisiones y tener fallas, y ellos (los productores) estaban dispuestos a ir ahí’, dijo en entrevista con diversos medios internacionales, entre ellos, Notimex.

Para el actor de 55 años, originario de Pensilvania, esta serie de televisión de Warner, ‘no es para todo el mundo’ y sugirió a la audiencia conocer la historia desde el principio para engancharse.

Jame Purefoy, a su vez, quien interpreta a ‘Joe Carroll’, el enemigo de ‘Hardy’, se acercó a documentales sobre asesinos seriales para poder construir una atmósfera sobre ese manipulador que es su personaje.

‘Pasé dos semanas en Los Angeles viendo cualquier documental acerca de asesinos seriales, no ficción, sólo cosas reales, entrevistas reales. ‘Joe’ es un hombre muy complicado, no sólo es un asesino, es líder de un culto y un experto en poesía romántica’, dijo.

Describió a su personaje como ‘oscuro e increíblemente manipulador’, que usa lo que parece ser un gran encanto, amor, preocupación y amabilidad, para obtener lo que quiere de las personas, que llega a afectarlo.

‘Es un ángel de la muerte, cree en verdad que la muerte es un regalo y lo más preciado que se le puede dar a alguien’, aseveró.

El actor británico reconoció que le gustaría permanecer en el programa, porque la gente disfruta este papel, su complejidad, pues es un hombre que primero te atrae y después te deja horrorizado.

De ahí que haya recibido comentarios de mujeres que tienen cierto tipo de ‘amor gótico’ hacia ‘Joe’, como un Twitt de una chica que decía: ‘Si alguna vez tengo que morir, una muerte cruda y dolorosa, por favor que sea a manos de él’.

El compañero de ‘Hardy’ en la serie, ‘Mike Weston’, un joven agente del FBI, interpretado por Shawn Ashmore, coincidió en que el reto más grande durante esta segunda temporada son las apuestas emocionales, lo cual, consideró, es un excelente regalo.

Refirió que el programa es muy rápido y suceden muchas cosas, ‘el tiempo nunca pasa igual en el programa y siempre es muy emocional’, además que es un ‘show’ muy violento, un tipo de entretenimiento que causa una reacción física.

‘No todo mundo puede ver el programa. Hay personas que ven y les gusta mucho el ‘show’, pero hay personas en mi familia que no lo ven porque da mucho miedo y creo que está bien, porque la gente se conecta con este tipo de sensaciones, aunque algunas veces sea violento, ellos quieren ver cómo estos personajes perseveran’, coincidió.

El programa está basado en hechos reales, pues al principio se indicó que hay 300 asesinos seriales activos en Estados Unidos, ‘es un mundo muy interesante para involucrarse y navegarlo’, opinó.

Oscuridad es la palabra con la que también el director de Arte, Rick Dennis, describió a ‘The Following’, quien destacó que el gran reto de esta serie es la rapidez con que se tienen que construir los escenarios, y tratar de mantener el realismo.

Durante un recorrido por el llamativo departamento de ‘Ryan Hardy’, reveló que aunque hay otros escenarios más grandes, éste fue el que resultó más caro, aunque omitió mencionar montos. Este ambiente se tuvo que construir desde cero en sólo unos cuántos días, incluido el intrigante ‘cuarto oscuro’, que es donde el ex agente da seguimiento a los asesinatos.

 




Volver arriba