Sorprenden los Kids’ Choice

Mark Wahlberg no logra salir invicto del "slime"

Mark Wahlberg, quien debutó como conductor de los Kids' Choice, es rociado con baba verde ("slime")

LOS ÁNGELES (AP).- Robert Downey Jr. fue un orador motivacional, Pharrell Williams creó otra tendencia de moda y la baba verde (“slime”) finalmente alcanzó a Mark Wahlberg, todo ello en la 27a. entrega de los premios Kids’ Choice.

La entrega anual de galardones de Nickelodeon se realizó la noche del sábado en Los Ángeles con un espectáculo colorido en el que One Direction ganó dos premios y el productor Dan Schneider recibió el primer reconocimiento a la trayectoria que se entrega en este espectáculo.

Robert Downey Jr. se sinceró con los cientos de jóvenes presentes en el evento tras ganar el premio al mejor “buttkicker” (literalmente “pateador de traseros”) masculino o mejor luchador en películas de acción.

“Éste es el mayor honor que me han dado… Me siento agradecido, modesto, de todo”, afirmó la estrella de “Iron Man”. “Ustedes saben que no siempre fui un ‘buttkicker’. De hecho, la vida me ha pateado en mi proverbial trasero incontables veces durante muchos años, hasta que un día decidí en respuesta empezar a patear”.

“¡Ahora mírenme!”, agregó el actor, tras colocarse un distintivo de la nueva película de “Los Vengadores”. “Recuerden, cuando la vida les esté pateando el trasero, nunca olviden patearla de vuelta directamente a la cara”.

Una decena de estrellas adolescentes se reunió en el escenario para honrar a Schneider, creador de varios de los programas más populares del canal infantil, incluidos “iCarly”, “Kenan & Kel” y “Sam & Cat”. Esta última serie recibió los premios al programa de televisión favorito y a la actriz televisiva favorita, que recayó en Ariana Grande.

One Direction obtuvo el galardón al grupo musical favorito y a la canción favorita por “Story of My Life”; mientras que Jennifer Lawrence ganó el de actriz cinematográfica favorita y “buttkicker” femenina preferida.

Cantante favorita

Selena Gómez fue elegida cantante femenina favorita; Adam Sandler recibió el premio al actor masculino favorito, y Kevin Hart se llevó el de astro chistoso preferido.

En el espectáculo no podía faltar la baba verde con la que se suele bañar a los artistas. Wahlberg, quien debutó como conductor de esta entrega, se encargó de rociar a varios con el “slime” y se las arregló para escapar de ella los primeros 80 minutos. Sus primeras víctimas fueron Kaley Cuoco y Pharrell Williams, quien eligió fortuitamente vestir un par de piyamas de Bob Esponja color amarillo brillante en lugar de su característico sombrero.

Sin embargo, Kevin Hart logró engañar a Wahlberg para que fuera bañado con la ayuda de los tres pequeños hijos del actor. “¡No puedo creer que mis propios hijos me hayan dado la espalda!”, gritó Wahlberg.




Volver arriba