San Marino hace historia en Eurovisión

1 / 13


La cantante Molly, en representación del Reino Unido, participa en el segundo ensayo para la final de la 59ª edición del Festival de Eurovisión
La cantante española Ruth Lorenzo participa en el segundo ensayo para la final de la 59ª edición del Festival de Eurovisión
El cantante Dilara Kazimova, que representa a Azerbaiyán
El cantante Axel Hirsoux, que representa a Bélgica
La cantante Sanna Nielsen, que representa a Suecia
La cantante Tanja, que representa a Estonia, se presenta hoy, martes 6 de mayo de 2014, durante la primera semifinal de la edición 59 del Concurso Eurovisión de la Canción
Los cantantes Ilse DeLange (i) y Waylon (d) de la banda The Common Linnets, que representa a Holanda
Vista de los ganadores de la primera semifinal de la edición 59 del Concurso Eurovisión de la Canción
Integrantes de la banda Pollapoenk de Islandia se presentan durante la primera semifinal de la edición 59 del Concurso Eurovisión de la Canción
La cantante Emma, que representa a Italia, participa en el segundo ensayo para la final de la 59ª edición del Festival de Eurovisión


Una vez, cada cuatro años, la Serenísima República de San Marino parece tener los reflectores y ojos del mundo sobre ella. Es durante la inauguración de los Juegos Olímpicos.

Del microestado se sabe poco o nada. Para muchos no figura en el mapa, por no decir que no existe. Hay quienes lo consideran una provincia de Italia.

¿Qué es de San Marino a nivel internacional? Pues nunca ha clasificado para un mundial de fútbol ni UEFA Champions League… entre otros eventos de relevancia. En 2008 decidieron participar en el Festival de la Canción de Eurovisión.

El certamen de música europea, tan querido como odiado,  también  ayuda a aprender un poco de geopolítica, independientemente del espectáculo que  montan algunas televisoras públicas del viejo continente año con año.

En 2008, al igual que San Marino también debutó Azerbaiyán. El Oriente contra el Occidente. Ambas naciones, desconocidas para “el resto del mundo”.  El primero enclavado en la península itálica; el segundo, vecino de Irán y productor de petróleo.

Ambos países debutantes participaron en la misma semifinal del Eurovisión. San Marino presentó el tema “Complice”, de la banda italo-sanmarinense Miodio;  Azerbaiyán,  “Day after Day”, de Elnur Hüseynov y Samir Javadzadeh.

El dúo azerí corrió con suerte. Fueron sextos en su semifinal y pasaron a la final, quedaron octavos. De ahí para adelante, hasta ganar en 2011 y buenos resultados hasta la fecha.

En cambio San Marino, a pesar de llevar un buen tema, de corte intimista, pecó de clásico y monótono. Sólo consiguieron cinco puntos, tres de Andorra y dos de Grecia, y decimo novena plaza de 19 países. En el marcado global, fueron últimos.

En 2009 la crisis empezaba en el viejo continente. La Radio Televisión de San Marino (SMRTV) decide ausentarse del festival por cuestiones financieras. Se decía que lo hacían por los malos resultados obtenidos.

Algunos decían que jamás pisarían el gran escenario europeo… muchas cosas se rumoraron.

Y… San Marino regresó en 2011, al igual que Italia.  La sede sería Düsseldorf, Alemania.  De nueva cuenta,  le toca estar en la primera semifinal.

 El pequeño país fue representado por la cantante italiana de origen eritreo Senit, quien presentó la balada “Stand by”.

El tema era una joya incomprendida, que quedó en decimosexta posición de 19 países en su semifinal. Aunque no clasificó a la final, mejoró en un 680% su puntuación y avanzó cuatro puestos.

En 2012, el festival europeo se realizaría en Bakú, Azerbaiyán. San Marino sería representado por Valentina Monetta y la canción  “The Social Network song” (Oh oh-uh- oh-uh).

El tema no fue bien recibido. Los eurofans lo tachaban de malo y le pronosticaban una pésima posición. Una canción extraña, que tenía una buena cantante.

Las casas de apuestas y los sondeos fallaron. La canción terminó en décimo cuarta posición, de 18 países con 31 puntos. San Marino empezaba su camino al ascenso.

Un año más (2013), San Marino acudiría a la cita europea. Por segunda ocasión la SMRTV erigiría a Valentina Monetta como su representante. Está vez con una canción del corte eurovisivo que contaría con el apoyo de los eurofans.

“Vola (Crisalide)” daría una cambio de registro a la interprete sanmarinense. Las casas de apuestas la posicionaban en el decimo primer lugar. Lamentablemente, no consiguió su pase a la final y se quedó muy cerca, en la décima primera posición de su semifinal de 17 países. Un sabor amargo y el sentimiento de frustración para los Monettaliebers.

Sería a principios de junio cuando la SMRTV informa que Valentina Monetta repetiría  por tercera ocasión, algo que creo polémica  y dividió a los eurofans.

Y es que un cantante acuda tres veces consecutivas a Eurovisión no se veía desde Udo Jürgens (1964-1966), el único ganador por Austria en el Festival.

Ya mucho eurofans daban por asegurado que Valentina se quedaría en semifinales. En mi caso, aposté por ella y porque las matemáticas demostraban que San Marino iba de menos a más.

Durante el sorteo de semifinales, San Marino le tocaría la primera. Los pronósticos no eran alentadores, pues tenía a muchos ex soviéticos y nórdicos, que suelen dominar en la competencia.

El 14 de marzo se presentó la canción “Maybe (Forse)”. El tema fue rechazado por los eurofans y las casas de apuestas le auguraban una posición entre los lugares 33 y 37.

El tema no era malo, era bueno y recordaba canciones de los años 60’s. Sin embargo, apostaba a que llegaría a la gran final.

Los ensayos llegaron, muchos se preguntaban que había de espectacular  para votar la canción. Tenía algo, magia, y estaba muy bien interpretado por Valentina Monetta.

“Maybe” brilló en la primera semifinal. La realización se lució en televisión que dejó un dulce sabor en la boca. Los foros de Eurovisión se volvieron locos. San Marino hizo historia. Es el primer micro-estado, después de Mónaco, que consigue estar en la final del sábado 10. – IRBIN FLORES PALOMINO

Armenia, Suecia, Hungría, Ucrania y Azerbaiyán lograron ayer el pase a la gran final de Eurovisión 2014, que se celebrará el sábado en Copenhague.

Las otras cinco plazas para la cita definitiva que se decidieron en la primera semifinal las ocuparon Rusia, Montenegro, Holanda, Islandia y San Marino, que ganaron el favor del público y del jurado, que conforman a partes iguales el voto total.

Eliminados quedaron Albania, Portugal, Bélgica, Moldavia, Estonia y Letonia, los otros seis países que completaban el cartel de la primera criba, que estuvo dominada por las baladas, uno de los estilos que más abunda en la edición de este año.- EFE

Etiquetas: