Una puesta con mensaje de paz

Una puesta con mensaje de paz

Animales enseñan a toda la familia a evitar la venganza

Desireé Solís y Francisco Solís en "Y los ojos al revés"

Respeto a los animales y el recordatorio que la “violencia sólo genera violencia” son mensajes que la compañía “Teatro del sueño” dirigirá a los niños especialmente en la obra ¨Y los ojos al revés” que presentará en el auditorio del Centro Cultural Olimpo todos los domingos de este mes a las 12 i.m. y 2 p.m.

El montaje forma parte del proyecto “Teatro contra la violencia”, que es apoyado por Fondo Municipal para las Artes Escénicas y la Música del ayuntamiento de Mérida.

“Y los ojos al revés”, de Jaime Chabaud, Premio Juan Ruiz de Alarcón 2013, “nos cuenta la historia de Félix, un pequeño gato, al que unos niños, que él llama trilobites, le asesinan a su mamá, Regina, la mamá más maravillosa del mundo. Félix quiere vengarse de los causantes de su tragedia, pero en su aventura, gracias al Perro Jack, descubre que el camino de la venganza no es el más indicado para vivir feliz”.

Francisco Solís dirige y forma parte de reparto de esta propuesta para niños.

El director indica que la obra será espacio de reflexión con la familia.

La compañía Teatro del Sueño tiene veinte años de fundación, recuerda. Coordina el Foro Alternativo Rubén Chacón.

Con “Teatro contra la violencia” asumió compromiso social a través del arte, para que el teatro sea también herramienta de reflexión. Incluirá montajes de “Mujeres de arena”, sobre femenicidios en ciudad Juárez, en mayo, en Foro Rubén Chacón; y “Autopsia a un copo de nieve”, con tema del suicidio infantil, en el Olimpo, en el mes de septiembre.- Claudia Sierra Medina

La obra | Teatro

Los boletos cuestan $50 general, $25 estudiantes e Inapam y niños gratis.

Actores

En “Y los ojos al revés” actúan Desireé Solís (Félix), Graciela Ruiz (Luz), Raí Solís (Fer), Carlos Farfán (tío Franz), Salvador Mares (abuelo Paco Pancho), Wendy Basulto (abuela Carlota), Francisco Solís (perro Jack). Producción y diseño de vestuario de Hortencia Sánchez y asesoría en escenografía e iluminación Manuel Araiza.




Volver arriba