Lluvia de estrellas de Hollywood para la próxima temporada de Broadway

 

Mateo Sancho Cardiel

NUEVA YORK (EFE).- Las estrellas de Hollywood calientan sus voces y miden su talento sin trampa ni cartón en la próxima temporada de Broadway, por lo que comienzan ya las expectativas sobre Denzel Washington en “A Raisin in the Sun”, James Franco en “De ratones y hombres” o Michelle Williams en “Cabaret”.

Después de la probada eficiencia en taquilla de la tendencia a importar estrellas del cine a las tablas de la meca del teatro neoyorquino, Broadway ha dejado de ser revanchista con ese Hollywood que en muchas ocasiones toma sus mejores materiales y ningunea a sus mejores estrellas.

Scarlett Johansson en “La gata sobre el tejado de zinc”, de Tennessee Williams; Tom Hanks en “Lucky Guy”, o Rachel Weisz y Daniel Craig en “Traición”, de Harold Pinter, se convirtieron en lo que se llaman “hot tickets”, es decir, las entradas más cotizadas, durante esta temporada.

Lo mismo pasa para el próximo año, pues a pesar de que ni siquiera han comenzado los ensayos, ya se han empezado a vender como rosquillas las entradas para “A Raisin in the Sun”, lo que supondrá la vuelta de Denzel Washington a Broadway tras ganar el Tony con “Fences”.

Washington estrenará este clásico drama racial de Lorraine Hansberry el 3 de abril, repitiendo con el mismo director de “Fences”, Kenny Leon, y representa el ejemplo de cómo el teatro neoyorquino no guarda rencor a Hollywood.

La industria del cine, sin embargo, dio la espalda a Jessica Tandy cuando adaptó a la gran pantalla “Un tranvía llamado deseo” y los estudios pensaron que no tenía tirón suficiente, por lo que decidieron cambiarla por Vivien Leigh.

Por esa misma razón, en 1964 una por entonces desconocida Julie Andrews fue cambiada por Audrey Hepburn en “My Fair Lady”, aunque luego tuvieran que doblar su voz. Andrews, eso sí, consumó su “venganza” con el megaéxito comercial de “Mary Poppins” ese mismo año, con la que acabó ganando el Óscar.

Y, pese a la lluvia de premios Tony que cosechó “Agosto”, de Tracy Letts, ninguno de los actores de la obra original ha sido respetado para su adaptación cinematográfica, abarrotada de estrellas como Julia Roberts y Meryl Streep.

Broadway, en cambio, juega con sus propias cartas, que no son tanto las de la popularidad como las del prestigio, y por eso Washington no será la única superestrella que los espectadores podrán ver en carne y hueso en las inmediaciones de Times Square.

Dos semanas más tarde que él, James Franco debutará en Broadway con un título capital de la literatura estadounidense,“De ratones y hombres”, de John Steinbeck.

Pero tanto Franco como Washington asumen el reto de la distancia corta y el directo, mayor aún será el que tendrá Michelle Williams con “Cabaret”. La musa del cine independiente tendrá que mostrar sus aptitudes como cantante nada menos que en la recuperación del exitoso montaje que Sam Mendes concibió en 1998.

Este musical, síntesis perfecta de la aportación de Bob Fosse al género, vuelve con un experto maestro de ceremonias, Alan Cummings, y Williams tendrá que hacer olvidar a precedentes tan difíciles de superar como Lotte Lenya o Natasha Richardson. Por no hablar de la inolvidable Sally Bowles de Liza Minnelli en el cine.

Todo ello después de que una de las bromas más celebradas de los últimos Tony fuera aquella en la que Neil Patrick Harris (que estrenará en primavera el musical “Hedwig and the Angry Inch”) decía- “En Broadway no necesitamos un primer plano como en ‘Los miserables’ (la película de Tom Hooper) para demostrar que cantamos en directo, porque lo hacemos en ocho funciones por semana”.

Uno que ya demostró para sorpresa de muchos su buena voz en cine y teatro, Ewan McGregor, vuelve a Broadway esta vez con una propuesta no musical, sino con una obra de autor de prestigio, “Realidad”, de Tom Stoppard.

Con el barniz de teatro adulto que da el nombre de su autor y los conflictos intelectuales y sentimentales a través del metateatro, “Realidad” ya ganó el Tony a mejor obra en 1984 y el Tony a mejor reposición en 2000.

Danny DeVito retomando “Los reyes de la risa”, de Neil Simon, o la apuesta por un texto nuevo, el de Will Eno “The Realistic Joneses”, que contará con Toni Collete, Michael C. Hall y Marisa Tomei para analizar las miserias de dos familias de un barrio residencial estadounidense, se suman a la lluvia de estrellas.

Y aunque una obra de teatro no tarde tanto en realizarse como una película, Broadway se apunta a la moda de dar a conocer sus proyectos con años de antelación y ya se sabe que Hugh Jackman volverá al teatro neoyorquino en la temporada 2015-2016 con “Houdini”, el nuevo musical de Stephen Schwartz-Aaron.




Volver arriba