Es el “plus” de la obra

Mérida ovaciona a José José en "Amar y querer"

1 / 2


José Joel, hijo del cantante José José, junto a Ivonne Montero en una escena del musical "Amar y querer"
Ninel Conde en su interpretación en la obra "Amar y querer"


La presencia de José José en el escenario es el “plus” para 0la obra “Amar y querer”, con la que su hijo José Joel rinde homenaje a los 51 años de trayectoria del artista.

El musical, protagonizado por Ninel Conde, se presentó la noche del martes en el teatro Armando Manzanero, en dos funciones.

La atmósfera de cada acto se difumina ante el cambio sutil de un juego de luces, humo y números musicales.

Sin embargo, la trama parece un tanto forzada a fin de poder incluir un gran número de temas del llamado “Príncipe de la Canción”.

Un total de 40 piezas musicales conforman la obra, según informó el propio José Joel cuando presentó el proyecto a los medios nacionales, a principios de mayo.

José José, en escena

Los éxitos de José José son parte fundamental de la historia de la obra, ya que los cortes musicales suplen la mayoría de los diálogos.

Por otro lado, aunque se había anunciado su presencia, no se sabía con certeza cuál sería la función de José José dentro del montaje, y aunque su participación fue breve, el público le recibió con agrado.

Fue al comienzo de la obra cuando el cantante -visiblemente delgado y con dificultades para caminar- apareció en el escenario acompañado de dos edecanes.

Con una voz “aguardentosa”, José José saludó y mandó besos a las damas, porque él no va a salir del closet: “aunque esté de moda, a mi me gustan las mujeres”, bromeó el intérprete.

La historia

Tras ofrecer una breve introducción del significado de los sentimientos de amar y querer, José José dio paso a la obra, cuyo elenco encabezan su hijo José Joel, Ninel Conde, Donatela Pelayo, Daniel Riolobos, Ivone Montero y Luis René Aguirre.

Es por medio de estas tres parejas que se narra la historia, en la que se presentan una serie de rebuscadas situaciones que son las que dan pie a la interpretación de las canciones de José José.

Respecto a las voces de esta obra, se puede decir que todos los intérpretes cantan al menos “entonados”, mientras algunas piezas resultan de mayor intensidad y calidad interpretativa, pero son las menos.

Aún así, el público, conformado en su mayoría por adultos, pareció disfrutar el montaje al regalar sus aplausos al concluir cada uno de las piezas musicales.

Unas 30 personas completan el elenco, dando vida a bailarines, coros, meseros, enfermeros, pacientes, y un sin fin de personajes.

Como dos de los personajes de la historia son doctores, se tuvieron varias escenas en el hospital. Resultó curioso observar cómo la doctora “Helena” (Ninel Conde) recorría el hospital con tremendos tacones tipo aguja, “igualito en la vida real”, se escuchó decir a un asistente.

En cuanto a lo escenográfico, los elementos fueron muy bien utilizados al valerse en gran medida de la tecnología para crear los ambientes propicios para recrear: una casa, un canta bar, un hospital, una cafetería, todo esto con el uso de pantallas digitales.- Iris Ceballos Alvarado

De un vistazo

De principio a fin

El musical finalizó con la presencia de José José, de nuevo en el escenario, quien ofreció una conclusión de la obra, para luego interpretar el tema que da nombre a la puesta en escena.

Como en antaño

En la interpretación de José José fue notorio al escuchar su voz nítida y clara, que se trataba de un “playback”. No obstante, el público no tuvo reparo en ovacionar al artista que agradeció el gesto con múltiples reverencias, a las que se sumó el resto del elenco, junto a quienes interpretó el tema “El triste”.




Volver arriba