“Dostoyevski: el demonio y el idiota” continua su temporada en el CCB

MÉXICO (Notimex).- El intenso realismo psicológico de Dostoyevski, en el que las creencias religiosas, las aspiraciones y los ideales parecen haber abandonado al ser humano, es abordado en la obra ‘Dostoyevski: El demonio y el idiota’, que continua su temporada en el Teatro El Granero “Xavier Rojas”, del Centro Cultural del Bosque (CCB), en esta capital.

1 / 6



Puesta en escena de la obra “Dostoyevski: El demonio y el idiota”, de María Inés Pintado e Ylia Popesku, bajo la dirección de Alberto Lomnitz, con las actuaciones de Haydeé Boetto, María Inés Pintado, Ylia Popesku y Cassandra Ciangherotti, anoche en el Teatro el Granero del Centro Cultural del Bosque – Foto: Notimex

Puesta en escena de la obra “Dostoyevski: El demonio y el idiota”, de Marí¬a Inés Pintado e Ylia Popesku, bajo la dirección de Alberto Lomnitz, con las actuaciones de Haydeé Boetto, Marí¬a Inés Pintado, Ylia Popesku y Cassandra Ciangherotti, anoche en el Teatro el Granero del Centro Cultural del Bosque – Foto: Notimex

Puesta en escena de la obra “Dostoyevski: El demonio y el idiota”, de María Inés Pintado e Ylia Popesku, bajo la dirección de Alberto Lomnitz, con las actuaciones de Haydeé Boetto, María Inés Pintado, Ylia Popesku y Cassandra Ciangherotti, anoche en el Teatro el Granero del Centro Cultural del Bosque – Foto: Notimex

Puesta en escena de la obra “Dostoyevski: El demonio y el idiota”, de María Inés Pintado e Ylia Popesku, bajo la dirección de Alberto Lomnitz, con las actuaciones de Haydeé Boetto, María Inés Pintado, Ylia Popesku y Cassandra Ciangherotti, anoche en el Teatro el Granero del Centro Cultural del Bosque – Foto: Notimex

Puesta en escena de la obra “Dostoyevski: El demonio y el idiota”, de María Inés Pintado e Ylia Popesku, bajo la dirección de Alberto Lomnitz, con las actuaciones de Haydeé Boetto, María Inés Pintado, Ylia Popesku y Cassandra Ciangherotti, anoche en el Teatro el Granero del Centro Cultural del Bosque – Foto: Notimex

Puesta en escena de la obra “Dostoyevski: El demonio y el idiota”, de María Inés Pintado e Ylia Popesku, bajo la dirección de Alberto Lomnitz, con las actuaciones de Haydeé Boetto, María Inés Pintado, Ylia Popesku y Cassandra Ciangherotti, anoche en el Teatro el Granero del Centro Cultural del Bosque – Foto: Notimex



Bajo la dirección de Alberto Lomnitz, un demonio y un idiota, definen el hilo conductor de esta obra en la que los seres humanos se baten entre el bien y el mal.

La pasión desbordada y sin control de ‘Rogozhin’; el sufrimiento y desenfreno de ‘Nastasia’; el orgullo de ‘Aglaya’ y la idiotez de ‘Mishkin’, quien, a pesar de albergar la locura opta por lo sublime, el amor, dan vida a esta obra.

Es una batalla desigual, ya que el mal siempre logra apoderarse de aquellos que están fuera de control, que doblegan su razón ante sus pasiones, que se han perdido y ya no ven la luz, dice Lomnitz.

El montaje, adaptación del gran novelista ruso Fiódor Dostoyevski (1821-1881), es resultado del interés de las actrices Haydeé Boetto, María Inés Pintado, Ylia Popesku y Cassandra Ciangherotti por develar en un escenario desprovisto de cualquier artificio, ‘el alma de los personajes del mundo dostoyevskiano’.

Las actrices salen por espacio de poco más de una hora, a enfrentar la inercia, la confusión y la apatía con la que viven los seres humanos en muchas etapas de sus vidas, cuestionando la fe, el ateísmo, conceptos del alma, hombre y espíritu, así como las contradicciones de la bondad y maldad.

La historia comienza con el cuestionamiento ‘¿Tienes frío hermano, eres de aquí, vienes del extranjero?’, que ‘Rogozhin’ le hace al príncipe ‘Mishkin’, cuando se conocen en una estación de tren; a partir de ese momento, surge una entrañable amistad y un debate sobre la existencia de Dios.

Enseguida, el príncipe ‘Mishkin’, quien sufre una enfermedad nerviosa, regresa a Rusia, donde continúan aquejandolo espectros religiosos en una especie de alucinaciones que le hacen sufrir y que le valen ser considerado en su tierra un idiota.

A través de reflexiones propias de Dostoyevski como ‘las tonterías son indispensables en un mundo fundado por ellas’ o bien ‘en este mundo, todo se ha vuelto suciedad y pecado’, se desarrolla todo un caos amoroso.

‘Rogozhin’ quiere casarse con ‘Nastasia Filipovna’ y ella, acosada por varios galanes que quieren desposarla, opta por ‘Rogozhin’, quien a pesar del gran amor que siente la golpea brutalmente.

Tras un mes de aventura, ‘Nastasia’ lo abandona y ‘Mishkin’ se refugia con su mejor amiga ‘Aglaya’, quien está enamorada de él. Los celos y la rivalidad surgen entre las dos mujeres.

‘Huí de tu lado para devolverte la libertad’ declara ‘Nastasia’, mientras los espectros religiosos de ‘Mishkin’ advierten que ‘no hay nada más temible para el hombre que ser libre’.

En medio de una lucha entre la duda y la fe, los personajes recuerdan que la vida es dolor y que el mal siempre triunfará sobre el bien, pero también que ‘si en esta vida encuentras a alguien como tú, ya tendrás todo un mundo’.

Portando vestidos largos, frondosos en color beige, algunos escotados, las actrices dan vida a este montaje que estará en cartelera hasta el 24 de marzo en el recinto situado a tras del Auditorio Nacional.

Etiquetas:,