Don Juan Tenorio implica gran reto

Don Juan Tenorio implica gran reto

Los alumnos de la ESAY le dan un giro al clásico

Alumnos de Teatro que actúan en "El burlador de Sevilla": Jéssica Díaz Ic, Nicté-Ha Ku Canché, Carlos Molina Roque y Ariadna Ciau Tec

Además de llevar a conocer el origen del famosísimo personaje de don Juan Tenorio, la obra “El burlador de Sevilla”, de Tirso de Molina, te hará adentrarte en el mundo del teatro clásico con una historia divertida, en la que el siglo XVII parece tomar la escena contemporánea al equipararse con la cultura del consumo.

Con este concepto se presenta la puesta en escena, a cargo de los alumnos del sexto semestre de la Licenciatura en Teatro de la Escuela Superior de Artes de Yucatán (ESAY), bajo la dirección de Miguel Ángel Canto Peraza.

La obra, un clásico del teatro español, se estrenó el jueves pasado, se presentó de nuevo ayer y hoy sábado tendrá otra función en el Foro “Rubén Chacón”, en el edificio de la ex Penitenciaría, a las 8 p.m. Del miércoles 9 al sábado 12 ofrecerán más funciones en el mismo horario.

El maestro Miguel Ángel comparte que la elección de una obra de este tipo obedece a que durante el sexto semestre se estudia el Siglo de Oro del teatro español, para analizar las figuras, el lenguaje y la versificación de los textos.Para los alumnos constituye una herramienta en la formación como actores el hecho de enfrentarse a este tipo de trabajos.

Y es que la obra, como la mayoría de las del siglo XVII, está escrita en verso, así que los intérpretes se enfrentan al reto de hablar de una forma muy distinta.

La historia”El burlador de Sevilla” es una comedia de Tirso de Molina, creador del personaje de don Juan Tenorio, que es replicado en múltiples obras por diversos autores.El maestro Miguel Ángel Canto señala que es un acercamiento al origen de tan emblemático personaje.La historia gira en torno a este hombre que decide conquistar a las mujeres con promesas de amor y una vida juntos, pero también con engaños, al hacerse pasar por sus pretendientes aprovechándose de la oscuridad.A pesar de los llamados a no seguir con sus engaños a las damicelas, don Juan Tenorio no hace caso y hay un suceso que desencadena el final de la historia.

La puesta en escena cobra tintes contemporáneos, dado que la conducta de don Juan de utilizar a las mujeres es reinterpretado en la cultura del consumo con el clásico “úsese y deséchese”.

Los personajes utilizan vestimentas actuales con rasgos que tienen que ver con el corporativismo (directivos que pueden relacionarse con reyes y duques) y los consumidores (el pueblo).

Otro reto al que se enfrentan los alumnos es dar vida a varios personajes a la vez, pues en la obra asumen varios roles y se intercambian papeles, de manera que, por ejemplo, don Juan es interpretado por tres alumnos en una misma función, esto a fin de que todos tengan una participación equitativa.

Las funciones de “El burlador de Sevilla” están abiertas a todo público. La cuota es de $30 general.- Iris Ceballos

De un vistazo

Textos en verso

Carlos Molina y Nicté-Ha Ku, dos integrantes del elenco de “El burlador de Sevilla”, coinciden en que al principio lo más difícil de participar en la obra fue acostumbrarse a los textos en verso, pero después, cuando tuvieron una comprensión total de cada personaje y la historia, la recitación se convirtió en algo sencillo y hasta divertido.




Volver arriba