Diego Luna trajo a Mérida su primer monólogo

1 / 12


Diego Luna trajo a Mérida su primer monólogo "Cada vez nos despedimos mejor" ante un lleno en el teatro Armando Manzanero
Diego Luna trajo a Mérida su primer monólogo "Cada vez nos despedimos mejor" ante un lleno en el teatro Armando Manzanero
Diego Luna trajo a Mérida su primer monólogo "Cada vez nos despedimos mejor" ante un lleno en el teatro Armando Manzanero
Diego Luna trajo a Mérida su primer monólogo "Cada vez nos despedimos mejor" ante un lleno en el teatro Armando Manzanero
Diego Luna trajo a Mérida su primer monólogo "Cada vez nos despedimos mejor" ante un lleno en el teatro Armando Manzanero
Diego Luna trajo a Mérida su primer monólogo "Cada vez nos despedimos mejor" ante un lleno en el teatro Armando Manzanero
Diego Luna trajo a Mérida su primer monólogo "Cada vez nos despedimos mejor" ante un lleno en el teatro Armando Manzanero
Diego Luna trajo a Mérida su primer monólogo "Cada vez nos despedimos mejor" ante un lleno en el teatro Armando Manzanero
Diego Luna trajo a Mérida su primer monólogo "Cada vez nos despedimos mejor" ante un lleno en el teatro Armando Manzanero
Diego Luna trajo a Mérida su primer monólogo "Cada vez nos despedimos mejor" ante un lleno en el teatro Armando Manzanero
Diego Luna trajo a Mérida su primer monólogo "Cada vez nos despedimos mejor" ante un lleno en el teatro Armando Manzanero
Diego Luna trajo a Mérida su primer monólogo "Cada vez nos despedimos mejor" ante un lleno en el teatro Armando Manzanero


Conmueve con un repaso por México

Diego Luna trajo a Mérida su primer monólogo ante un lleno total en el teatro

No hubo tercera llamada, en lugar de eso se apagaron las luces y Diego Luna apareció en el escenario de manera repentina, para iniciar con “Cada vez nos despedimos mejor”.

“Sé que es difícil desconectarnos de nuestros celulares, para mi es difícil dejarlo ahí adentro, pero les prometo que será una hora y cuarto que valdrá la pena”, dijo Diego al momento de contar una anécdota y pedir que apaguen sus celulares.

Tenía razón, el actor mexicano no necesito más que dos sillas, tres lámparas y su voz para cautivar a las más de 1000 personas que llenaron el teatro Armando Manzanero la noche del miércoles.

“Un pequeño punto azul en medio de la densa oscuridad del universo, ahí suceden las pequeñas historias”, fue así como Diego Luna comenzó con un recorrido entre separaciones y encuentros por más de tres décadas. La historia no se trató solo de “Sara” y “Mateo”, fue la historia de México y de cómo vivieron aspectos de tintes políticos.

“Cuando recordamos a alguien, lo estamos volviendo a pasar por el corazón”, con esa premisa el actor logró que los espectadores repasarán acontecimientos históricos que han quedado marcados en los mexicanos.

El terremoto del 85, el asesinato de Colosio, el triunfo de Vicente Fox, matanzas, manifestaciones y la feria del libro en Guadalajara, fueron algunos de los hechos que acompañaron a “Mateo” y seguramente a todos los espectadores que lo escuchaban.

“A veces solo a veces, pienso que fuimos nosotros los que ocasionamos todo eso”, reflexionó “Mateo” al momento de contar que luego del terremoto del 85, él pensó que su mamá “llena de rencor había hecho temblar la tierra, para morir aplastada” y castigar a su padre.

Por momentos, la ironía y el humor negro que Diego impregnó en los sucesos políticos provocaron la risa del público.

“Era el triunfo a la presidencia de aquel candidato que no había podido citar tres libros”, contó en referencia al presidente Enrique Peña Nieto logrando desatar las risas.

Con la obra escrita por Alejandro Ricaño, Diego Luna mostró que fuera de la pantalla grande, también cuenta con una gran calidad actoral, indispensable para mantener atentos a los espectadores. Además, los efectos creados con música en vivo le dieron un toque especial a los recuerdos de “Mateo”.

Contó con una inmensa cantidad de detalles e intensidad en sus palabras, cómo ocurrió cada suceso desde que conoció a “Sara”, la niña que nació en el mismo hospital, día y segundo que él. El destino decidió unirlos y separarlos una y otra vez desde 1979 hasta el 2012, pero no fue la ruptura lo que importaba, sino los reencuentros. Luego de poco más de una hora, llegó el final de la historia y con el público de pie, Diego Luna tomó “la cámara de Sara” para despedirse.

“Esta es una polaroid instantanea de 1979, espero que no sea la ultima fotografía que les tomó, gracias por venir”.— GLORIA MONTERO LEAL

 
 

Diego Luna | Regresa al cine

 El cineasta mexicano se enfocó en el teatro durante la temporada de su monólogo que finaliza este domingo en México

Exitosa temporada

Diego comenzó con el monólogo en noviembre logrando la aceptación por lo que tuvo que extender la temporada más de lo planeado.

 Próximo proyecto

Con el final de temporada, Diego Luna regresa al cine para promocionar  la película “César Chávez”. La cinta se estrenará el próximo 12 de febrero en el Festival Internacional de cine en Berlín y llegará a las salas mexicanas el 2 de mayo

Etiquetas:, ,