Patrick Miller da una velada llena de high energy

Después de mása de un año de su última presentación, Patrick Miller iluminó el Pepsi Center.- Foto: Internet

Después de mása de un año de su última presentación, Patrick Miller iluminó el Pepsi Center.- Foto: Internet

MÉXICO  (Notimex).- Las luces multicolores y el baile estuvieron presentes en una velada única, en la que Patrick Miller dio cuenta de por que se ha convertido en la leyenda de la música high energy, al conquistar a su público.

El Pepsi Center de esta ciudad fue el escenario que Miller tomó para brindar a sus seguidores una invaluable noche, donde no importó la condición social, el aspecto físico o la edad, el único requisito era sentir cada una de las piezas y el querer disfrutar.

En los pasillos del lugar también podían apreciarse algunos jóvenes con extravagantes vestuarios entallados o mujeres con diminutas prendas y estolas multicolores, que hacían juego con sus recargados maquillajes para el rostro.

Jóvenes mayores y adolescentes fueron parte del público que acudió a la velada, donde Miller hizo lo propio desatando con su new beat, el entusiasmo y con ello las primeras coreografías, que atraían las miradas de propios y extraños.

Tres décadas dan cuenta del trabajo de Miller, quien impuso un estilo único y ha sabido conservarlo, por lo que en esta ocasión hizo un repaso al género transportando a los gloriados años de los 80 y 90, cuando este ritmo era toda una sensación.

Remixes, luces multicolores invadieron hasta el último lugar del inmueble, donde por varias horas el high energy estuvo presente para no dar tregua, mientras que en el escenario se observaba a un Miller que disfrutaba del momento.

A principios de los 80 en la Ciudad de México, surgió un sonido nuevo. Su nido fue el Club de Periodistas en Filomeno Mata número 8, lugar en el que a lo largo de los años se volvió famoso bajo el nombre de Patrick Miller.

Roberto Devesa, mejor conocido como Patrik Miller, mezclaba éxitos del momento, posteriormente, hizo sus propias creaciones dentro del fenomenal género del high energy, ritmo pegajoso que provoca que el que lo escucha se llene de una energía positiva y alegre.




Volver arriba