Rock in Rio Lisboa rinde pleitesía al stoner rock de Queens of the Stone Age

LISBOA (EFE).— Los asistentes a Rock in Rio Lisboa rindieron hoy pleitesía a la banda de ‘stoner rock’ Queens of the Stone Age, que a golpe de distorsión hicieron olvidar a los espectadores la actuación de los Rolling Stones del día anterior.

Considerados como una de las mejores bandas del rock actual, los californianos secaron las gargantas de la audiencia durante la cerca de hora y media que duró el concierto, al que acudieron miles de personas que también esperaban conseguir un buen sitio para ver después a Linkin Park.

Encima del Palco Mundo, el principal teatro de Rock in Rio Lisboa, los estadounidenses trajeron en su maleta algunos de los temas más clásicos como “No one knows”, “Go with the flow” y “Little sister”, aunque también presentaron algunas de sus nuevas canciones como el sencillo “My God is the sun”.

Josh Homme, todo un coloso de cerca de dos metros de altura, con postura siempre de “tipo duro”, parecía elevarse con cada uno de los pesados acordes que lanzaba contra un público lisboeta sediento de “rock and roll”.

El líder de la banda abrió el concierto por todo lo alto con el clásico “You ain’t think I am worth a dollar but I feel like a millionaire”, un potente tema que hizo que los espectadores que se encontraban cerca del escenario formaran los primeros “pogos”, una práctica en la que los ‘fans’ se mueven golpeándose y bailando entre ellos.

Inmediatamente, la banda de Palm Spring mezcló el desgarrador tema “Millionaire” con el apoteósico “Go with the flow”, una canción que hizo que los asistentes recorrieran el oeste americano a 120 kilómetros por hora.

“Boa noite, Lisboa!”, gritó el estadounidense nada más acabar la combinación de los dos temas y tras un ‘obrigado’ con fuerte acento anglosajón (‘Gracias’, en portugués) la banda no dio descanso y continuó ofreciendo su repertorio a un público entregado.

Así, el grupo liderado por el ex miembro de “Kyuss”, la banda que en los años 90 dio inicio a este estilo musical conocido como “stoner rock”, adentraba Lisboa en el desierto de Nevada a ritmo de Cadillac a golpe de acordes secos y salvajes.

Mientras la mano derecha de Homme golpeaba las seis cuerdas de sus guitarras “Maton”, los dedos de la izquierda recorrían el mástil para disparar “quintas” y “séptimas” distorsionadas.

A mitad del concierto, los cinco miembros que forman QOTSA, como se les conoce en EEUU por sus siglas, interpretaron el sencillo “Little Sister”, un tema que animó al público lisboeta.

Según se acercaba el fin del concierto, los estadounidenses comenzaron a interpretar el tema “Better Living Through Chemistry”, una canción que hizo al público portugués levitar con cada nota del demoledor bajista.

A continuación, la audiencia brincó emocionada al escuchar los primeros cuatro acordes que introducen “No one knows”,uno de sus éxitos más clásicos del grupo.

Durante la hora y media que duró el directo, los estadounidenses hicieron un repaso a algunas de las canciones de sus álbumes como ‘Rated R’ (2000) ‘Songs for the Deaf’ (2002) o ‘Era Vulgaris’ (2007), aunque también hubo hueco para temas de su último trabajo ‘…Like Clockwork’ (2013).

Los “Queens” cerraron su actuación en Lisboa con el tema “Songs for the Deaf”, de poderosa batería y épico solo con la que dejaron paso a la banda también californiana Linkin Park, una de las esperadas del festival.




Volver arriba