Papa Roach rockea con sus fans mexicanos

MÉXICO (Notimex).- La banda nominada al Grammy, Papa Roach regresó a la Ciudad de México para rockear junto a sus fans luego de varios años de ausencia.

Durante más de una hora este grupo conformado por Jacoby Shaddix (voz), Tobin Esperance (bajo), Jerry Horton (guitarra) y Tony Palermo (batería) complació a cada uno de los 2,122 fans que se dieron cita en el José Cuervo Salón.

Luego de la presentación de Sid Wilson, integrante de la agrupación estadunidense de metal alternativo: Slipknot y también del breve show del grupo Orgy, Papa Roach asaltó el escenario para prender a sus seguidores con 15 temas de su repertorio.

Su éxito: “Between Angels And Insects” fue con el que estos músicos oriundos de California, Estados Unidos iniciaron este concierto de nu metal, en donde abundaron los saltos y los coros entre el público, que se mostró eufórico con este encuentro.

“Ciudad de México, ¿se sienten bien esta noche?” preguntó Shaddix, quien se encontraba a pocos centímetros de su séquito. “Alcen sus brazos” pidió.

“Where Did The Angels Go?”, “Blood Brothers” y “Give Me Back My Life” fueron las rolas que sonaron de inmediato en este recinto de la colonia Ampliación Granada.

Pero fue en “Broken Home” cuando la ovación creció, en donde el vocalista enseñó a su público una pequeña bandera de México, como muestra de afecto.

El potente sonido de la batería, del bajo y guitarra continuaron con “Burn”, “Silence Is The Enemy”, “Born With Nothing Die With Everything” y “Still Swinging”.

“¿Están listos? Aquí vamos, todos sus manos alcen sus manos”expresó Jacoby, quien llegó a tararear un fragmento modificado del tema mexicano “la cucaracha”.

“Canten” pedía el intérprete, quien desde febrero está enfocado junto con sus compañeros en el trabajo de su nuevo álbum de estudio; después sonaron: “Scars”, “Lifeline”, “To Be Loved” y “Getting Away With Murder”.

Tras una salida en falso, la agrupación fundada en 1993 regresó a la tarima para regalar dos piezas musicales más: “Dead Cell” y “Last Resort”.

“Ciudad de México los amamos, muchas gracias”, agradeció Shaddix, quien lució una playera negra sin mangas, que le permitió mostrar algunos de sus tatuajes.



Volver arriba