Maná se convierte en historia

El grupo complace al público en el Coliseo Yucatán

4_100214p4manaphoto01

El grupo Maná, liderado por Fher Olvera, pasará a la historia en el Estado no sólo por apadrinar la inauguración del centro de espectáculos Coliseo Yucatán, sino porque para su presentación se vendieron todas las localidades, desde la primera del área VIP hasta la última de general, según informaron los organizadores del evento.

Fue tal la expectativa que generó este show que algunos aficionados llegaron con cinco horas de anticipación al Coliseo con el deseo de ocupar un buen lugar.

La respuesta a la convocatoria se debió no sólo al interés de ser los primeros en presenciar un concierto en el Coliseo, sino también al deseo de atestiguar el regreso de Maná a los escenarios yucatecos, donde no se presentaba desde junio de 1996, cuando actuó en la Plaza de Toros “Mérida”.

Ante tal esperado reencuentro, los fanáticos abarrotaron desde temprano el recinto, cuyo estacionamiento fue ocupado a toda su capacidad, lo que llevó a algunos conductores a invadir con sus automóviles parte de la carretera Mérida-Progreso.

Entre ese mar de gente apareció una mujer que dijo venir de Maxcanú. La mujer preguntaba por la ubicación de una rampa por la cual pudiera pasar la silla de ruedas de su hijo Humberto, quien tiene hidrocefalia y pidió a su madre que lo llevara al concierto.

Mientras el recinto era ocupado por los espectadores, se escucharon preguntas como: cuáles son los palcos por los que se paga más de un millón de pesos al año o los restaurantes que venden mesas de seis personas a 12 mil pesos.

Entre otros tantos comentarios fueron pasando las horas hasta el inicio del show, que arrancó con un grito eufórico que hizo retumbar al Coliseo cuando sonaron los primeros acordes de “Oye mi amor”. Ya no hubo vuelta atrás ni espacio para el sosiego, el entusiasmo fue en aumento conforme Maná interpretó “De pies a cabeza”, “Lluvia al corazón” y “Déjame entrar”, tras el cual Fher se dio tiempo de expresar cuánto extrañaba a Mérida.

Luego de proclamar a esta ciudad como “la más bella del mundo”, el grupo continuó con “Bendita tu luz” y “Mariposa traicionera”, que puso a cantar al ya animado público, que no dejaba de agitar las manos o lanzar alaridos de emoción. Con “Clavado en un bar”, Fher aprovechó para dirigir uno de los proyectores hacia las localidades y mostrar a aficionados que llegaron con pancartas y hasta una bandera de Belice. “Me vale” marcó el final de la primera parte del show, quedando en el escenario únicamente Alex González, baterista de la banda, quien ofreció un enérgico solo en la plataforma que giraba y subía mientras el público no dejaba ovacionarlo.

Tan animado estaba el músico que al final lanzó su baqueta al público y que pelearon cuatro jóvenes junto a una muchacha que cargaba un cartel con la leyenda: “Fher, hazme loch”.

En la segunda parte, que se desarrolló en una sala roja a la que se invitó subir a una joven que se sentó junto a Fher, el grupo ofreció un recorrido musical con temas como “Te lloré todo un río”, “Sigue lloviendo”, “Eres mi religión” y “Se me olvidó otra vez”.

Con “Vivir sin aire”, “El muelle de San Blas”, “Rayando el sol”, “Labios compartidos” y “Corazón y finado” Maná se despidió del público.- Jorge Iván Canul Ek

Concierto | Detalles

Durante su solo, Alex González arrojó una de sus baquetas a los espectadores.

Gran interacción

El grupo procuró interactuar con su público y no faltó quien fuera elegido para subir al escenario.

Etiquetas: