La veteranía energética de Pixies y Red Hot Chili Peppers en Estéreo Picnic

La veteranía energética de Pixies y Red Hot Chili Peppers en Estéreo Picnic

 

BOGOTÁ (EFE).- La veteranía es un grado y las bandas estadounidenses de los Pixies y los Red Hot Chili Peppers lo demostraron hoy con una rotunda descarga de energía sobre el escenario del festival Estéreo Picnic de Bogotá.

En la jornada central de esta cuarta entrega del Estéreo Picnic la lluvia respetó y el frío no pudo empañar una noche de estrenos y reencuentros, como el de Red Hot Chili Peppers con el entregado público colombiano, que aguantó hasta entrada la madrugada para ver a los californianos.

En un decente español, el vocalista y cofundador de la banda, Anthony Kiedis, confraternizó con el público casi tanto como el bajista Michael “Flea” Balzary, quien un día antes había acudido al estadio El Campín para animar al bogotano Independiente Santa Fe frente al Atlético Mineiro de Brasil en el partido de la Copa Libertadores de América.

Red Hot Chili Peppers ofrecieron más de hora y media de sonido limpio y de carreras de Kiedis por el escenario, mientras el público le acompañaba enardecido haciendo los coros de “California”, “Otherside”, “By the way” y “Californication”.

Después de una carrera de casi treinta años, los Pixies se estrenaron ante un público colombiano ansioso de escuchar los grandes éxitos de los años noventa pre-alternativos y que rozó el éxtasis con “Where is my mind”, himno aderezado con los coros de la nueva bajista, la argentina Paz Lenchantin, con los que los de Boston cerraron el concierto.

Pero entre medias hubo de todo; adelantos del álbum “Indie Cindy” que saldrá a la luz en las próximas semanas y los éxitos más coreados, “Here comes your man” y “Debaser”.

Los indefinibles Empire Of The Sun cerraron la noche entrada la madrugada con el único concierto de su gira que los australianos ofrecerán en América Latina, en el mismo escenario en el que los neoyorquinos Vampire Weekend ofrecieron un directo algo opacado por una batería de fuegos artificiales.

Mientras tanto, los australianos Cut Copy llenaron la carpa para después ceder la atención a unos habituales en los escenarios colombianos, los mexicanos Zoé, que sonaron introspectivos.

Los colombianos Injury y Juan Pablo Vega arrancaron la jornada, como no podía ser de otra manera, pero en esta jornada central también se destacaron la mexicana Natalia Lafourcade, el pegajoso swing colombiano de Monsieur Periné y el post punk del cuarteto femenino londinense del momento, Savages.

Con un corto recorrido, el Estéreo Picnic se enmarca en la ruta de festivales latinoamericanos que arrancaron con el Lollapalooza de Chile los pasados 29 y 30 de marzo, que siguieron en Argentina los días 1 y 2 de abril y que el próximo fin de semana recalarán en Brasil.

Mañana concluirá esta cuarta versión del Estéreo Picnic con un cartel menos anglosajón entre el que destaca el reggae de The Wailers, la banda de Bob Marley, la fiesta de gitana punk-rock de Gogol Bordello, Los Fabulosos Cadillacs de Argentina y los colombianos Bomba Estéreo, entre otros.




Volver arriba