Jagger no comprende cómo su novia ha puesto fin a su vida

El cantante británico Mick Jagger y L’Wren Scott, diseñadora de moda y novia de Mick

LONDRES (EFE).- El cantante británico Mick Jagger confesó hoy que no logra “comprender” cómo su novia, la estadounidense L’Wren Scott, encontrada muerta ayer en un aparente suicidio, “ha podido poner fin a su vida de esta manera trágica”.

En un comunicado en su página oficial de Facebook, el líder de los Rolling Stones muestra su incredulidad ante el inesperado fallecimiento de la modelo y diseñadora, a los 49 años, su pareja en los últimos 13 años, cuyo cuerpo fue hallado ayer en su apartamento de Nueva York.

“Todavía tengo problemas para comprender cómo mi amante y mi mejor amiga ha podido terminar su vida de esta manera trágica”, asegura Jagger, de 70 años.

“Hemos pasado muchos años maravillosos juntos y teníamos una gran vida”, agrega el cantante, que recuerda que la exmodelo tenía “un gran presencia y su talento era muy admirado”, no solo por él.

En su nota, el líder de los Rolling Stones, se muestra “conmovido por los tributos que le ha dedicado la gente así como los mensajes personales de apoyo que he recibido” y dice que “nunca” la olvidará.

Además, un representante del músico emitió hoy un comunicado en el que niega que Jagger hubiera roto con Scott, tal y como publicó el diario estadounidense “The New York Post”.

La nota tilda esas afirmaciones de “horribles e inciertas” y dice que son solamente un “cotilleo cruel” en un momento “trágico” para el artista.

El diario estadounidense citaba como fuente a un amigo de la infancia de Scott, de Utah (EE.UU.), si bien otros allegados a la pareja insistieron en que el “Stone” y la diseñadora continuaban juntos.

Scott fue encontrada colgada en su apartamento en Chelsea, en Nueva York, y todos los indicios apuntan a un suicidio.

Tras dejar su carrera de modelo, L’Wren Scott se lanzó al mundo del diseño y entre sus admiradoras se encontraban la primera dama de EE.UU., Michelle Obama, y la actriz Nicole Kidman.




Volver arriba