Cancelación de festival de metal genera enojo

MÉXICO (AP).- La decisión del Estado de México de cancelar un festival de heavy metal de dos días con bandas como Kiss, Twisted Sister y Guns `N Roses ha desatado la furia de los admiradores y los organizadores, quienes sospechan que detrás puede haber motivos políticos, corrupción y discriminación.      

El gobierno estatal dice que el Hell & Heaven Metal Fest, programado para el 15 y el 16 de marzo en el municipio de Texcoco, donde se realiza una famosa feria anual al este de la Ciudad de México, no contaba con los planes de seguridad adecuados y era un peligro para la población. Las páginas de Internet de las tres bandas todavía tenían al festival en sus fechas de presentación.      

El estado envió a 300 policías antidisturbios para rodear el terreno donde se realizaría el festival el viernes. La Dirección General de Protección Civil del estado y su contraparte federal expresó en un comunicado que cancelaron los planes de los organizadores de “entre 70,000 y 80,000 personas, y alrededor de 50 grupos de música, por no contar con las condiciones de seguridad necesarias”. La dependencia mencionó la falta de planes de seguridad y evacuación en caso de emergencia, así como la planeación inadecuada de la pirotecnia.      

Los organizadores señalaron que el mismo terreno se usa todos los años para la Feria Internacional del Caballo, que atrae a multitudes para sus conciertos, con grupos norteños y de banda que en algunos casos interpretan narcocorridos o canciones relacionadas con la violencia del llamado Movimiento Alterado.      

Desde la década de 1960 hasta principios de los años 1980, el gobierno mexicano impidió la realización de conciertos masivos, al parecer temiendo una rebelión juvenil. Aunque en los últimos años la violencia de los cárteles de la droga, y no los conciertos, es la que ha costado decenas de miles de vidas de jóvenes.      

Francisco Vázquez, vocero del municipio de Texcoco _ gobernado por el partido de izquierda Movimiento Ciudadano, y que apoya el festival de metal _ dijo que cree que el gobierno estatal, que está en manos del oficialista Partido Revolucionario Institucional, podría haber cancelado el concierto por motivos políticos.   “No lo podemos descartar”, dijo Vázquez. “La discriminación es contra Texcoco”.      

Aunque la mala imagen que tiene el heavy metal en el conservador México pudo influir también.      

Juan Portugués vendedor del mercado de Texcoco, dijo a Milenio televisión que los vecinos veían con desconfianza el festival. “Creemos que a este evento, que es de rock pesado, o sea, metálico, pues viene gente de cierta índole”.      

Juan Carlos Guerrero, portavoz de los organizadores dijo: “No sé si se trata de una cuestión de discriminación hacia la comunidad metalera, no me atrevería a asegurarlo, pero hay una cosa que nos llama la atención y es que en Texcoco se han realizado conciertos masivos de corte grupero a los que asisten hasta 200.000 personas”.      

Javier Castañeda, otro de los organizadores, dijo que el festival se hará de acuerdo a lo planeado: “No creo que sea una discriminación contra el heavy metal, más bien intervienen procesos políticos”, dijo. “Hell & Heaven se va a hacer”.      

Castañeda dijo que los grupos que encabezan el festival siguen planeando asistir, aunque saben de los problemas que ha tenido el festival, mientras que los organizadores han ofrecido mejorar los planes de seguridad.      

Guerrero dijo que de cancelarse habría pérdidas por 50 millones de pesos (3,7 millones de dólares).      

Pero con los policías en las entradas parece poco posible que se haga: “Si no dejan instalar los escenarios ni bocinas, entonces no hay manera”, dijo Vázquez.




Volver arriba