Alejandra Guzmán arrasa con su “torbellino del rock” en Perú

 

SANTIAGO (Notimex).- La cantante mexicana Alejandra Guzmán prendió a miles de fanáticos en el concierto que brindó la víspera en Lima, Perú, tras 17 años de ausencia de los escenarios de ese país.

“Alejandra Guzmán, el torbellino del rock, hizo delirar a Lima en una noche inolvidable”, tituló este miércoles el portal digital de la agencia oficial peruana Andina, al reseñar el concierto que la artista brindó en el Jockey Club de esa capital.

“Qué rico estar en Lima. Ha pasado mucho tiempo sin vernos y por eso ahora les traigo nuevas canciones y nuevos chismes”, afirmó la diva de la voz ronca al inicio de su presentación, que marcó su regreso a los escenarios peruanos a la vuelta de 17 años.

Con temas como “Ladrones”, “Dime de verdad”, “Ven”, “Volverte a amar” y “Mala hierba”, Guzmán se transformó en un verdadero “torbellino” que hizo vibrar a miles de peruanos, que cantaron a coro gran parte de los éxitos de su ídolo del rock.

En su presentación, acotó el reporte, Guzmán hizo “derroche de energía y sensualidad, vistiendo un atuendo corto de color azul” que hizo delirar al público masculino, manteniéndose fiel a su estilo “desenfadado y vital”.

“La artista mexicana, a la que la rebeldía se le escapa por los poros, confesó en un video que le tocó vivir muchos momentos de dolor y que sólo su música la ayudó a no volverse loca”, reseñó el medio estatal peruano.

La misma artista fue quien se encargó anoche de dejar en claro ante sus fanáticos que “aquí estoy después de 18 cirugías, una cadera de titanio y otras cosas más”, para después regalarles temas como “Toda la mitad”, “Lipstick” y “Angeles caídos”.

“Dicen que no importa cuántas veces uno se caiga, sino cuántas se levanta. Me equivoqué muchas veces, pero nunca me di por vencida”, dijo la hija de la actriz mexicana Silvia Pinal y de Enrique Guzmán, a quien calificó como el “precursor del rock en América Latina”.

“Fueron en total 24 canciones en una noche de mucho rock y su poquito de romanticismo que le hicieron sentir al público que valió la pena esperarla 17 años”, concluyó Andina.




Volver arriba