Lloran a Philip Seymour Hoffman

1 / 3


La noticia de la muerte de Philip Seymour Hoffman, anteayer, dejó en profunda tristeza a sus vecinos del Bethune West Village donde residía el famoso actor. Flores y velas fueron colocadas a las puertas del edificio.
Un policía vigila la entrada del inmueble, donde desde ayer se realizan pruebas
Decenas de curiosos observan el ir y venir de policías en el edificio donde vivió Philip Seymour Hoffman y fue encontrado muerto el domingo. Al actor, le sobreviven tres hijos, a quienes procreó con Mimi O'Donnell


Vecinos y colegas del actor envían sus condolencias


NUEVA YORK (EFE).— La ciudad de Nueva York llora la muerte del actor Philip Seymour Hoffman mientras la policía trata de rastrear el origen de la heroína que supuestamente acabó con su vida, tras encontrar cerca de 50 dosis de la droga en su apartamento.

Los investigadores hallaron también más de 20 jeringuillas usadas y sin usar, medicamentos que se expiden con receta y bolsas vacías que aparentemente contenían dosis de heroína.

Según el diario New York Post, la policía inició ayer una búsqueda en toda la ciudad para tratar de dar con el traficante que vendió la droga a Hoffman.

El rotativo asegura que junto al cuerpo de Seymour Hoffman se encontraron bolsas de heroína marcadas con la leyenda “As de espadas” y con el símbolo del as de corazones, mensaje utilizados por los productores para indicar el origen de la droga.

A la espera de que se den a conocer los resultados de la autopsia, la Policía trabaja sobre la base de que Hoffman falleció por una sobredosis.

Su cuerpo fue encontrado por uno de sus amigos, el guionista, David Bar Katz, y la asistente del actor, Isabella Wing-Davey, que acudieron a su domicilio después de que el ganador de un Óscar por “Capote” no acudiera como era habitual a recoger a sus tres hijos en la mañana del domingo.

La que fuera su compañera sentimental durante años, Mimi O’Donnell, que recientemente se había separado del famoso actor, aseguró a los investigadores que vio por última vez a Hoffman en la tarde del sábado y que volvió a hablar con él por teléfono esa misma noche.

Según O’Donnell, el actor parecía en ambas ocasiones bajo los efectos de las drogas, han indicado fuentes policiales al diario The Wall Street Journal.

Ayer, la coqueta calle Bethune del West Village donde residía el actor amaneció cubierta por la nieve y sólo un vehículo de policía y la docena de ramos de flores depositados junto a la puerta del número 35 junto a una fotografía de Hoffman recordaban la tragedia ocurrida pocas horas antes.

Muchos vecinos, sin embargo, continúan impactados por la muerte de Hoffman, un personaje popular en la zona, habitual del cercano “Chocolate Bar”, donde, según explicó uno de los responsables, solía llevar a sus hijos a comer helado.

“Era un hombre feliz, del barrio. Una gran persona”, señaló Avri Ohana, un vecino que se declaraba “muy triste” por la pérdida.

“Es una pérdida, un vacío, es algo triste”, indicó Arthur Macdonald, otro residente en el barrio que rendía tributo a Hoffman paseando junto a su domicilio: “Hoy he cruzado la calle y he caminado por este lado de la acera porque este era su lugar”.

La conmoción de los vecinos del Village se extiende también entre la comunidad de Hollywood, consciente de haber perdido a uno de sus miembros más brillantes, tal y como reconocen directores y actores de la talla de Robert De Niro y George Clooney.

“Era un actor maravilloso. Este es uno de esos momentos en el que dices- ‘Esto no debería haber pasado’. Era tan joven, tenía tanto talento y tanta vida por delante. Mi familia y yo mandamos nuestras condolencias más profundas a sus seres queridos”, señaló De Niro.

El cineasta neoyorquino Spike Lee afirmó que fue “una revelación” y “una bendición” tener a Hoffman en el reparto de “25th Hour”, un drama con el trasfondo del 11-S donde aparecían también Edward Norton y Rosario Dawson.

“He hablado con ellos esta mañana y estamos todos en shock. Echaremos de menos el talento que Dios le dio. Nuestras oraciones están con su familia”, apuntó Lee.

También el mundo del teatro llora la desaparición de uno de sus grandes talentos y tiene previsto rendirle homenaje en la noche de mañana apagando durante un minuto los populares letreros de Broadway.



Volver arriba