Final sin controversias

Miley Cyrus cierra el año cantando en Times Square

Miley Cyrus interpreta el tema "Wrecking Ball" en la fiesta de fin de año en Times Square de Nueva York

NUEVA YORK.- Un millón de personas recibió el Año Nuevo con el tradicional descenso de la esfera de cristal en Times Square, en una noche que mantuvo la fiesta a pesar de las temperaturas bajo cero y en la que se dieron cita artistas como Miley Cyrus y Blondie.

Sonia Sotomayor, jueza de la Suprema Corte de Justicia, fue la invitada estelar y accionó el mecanismo que puso en marcha la esfera de 5,500 kilos, 32 mil luces LED y 2,688 cristales de Waterford, informa el diario “Reforma”.

La multitud reunida bajo los famosos carteles publicitarios de neón del emblemático enclave de Manhattan coreó el conteo final, mientras la bola se deslizaba por un poste hasta marcar la entrada de 2014 y una lluvia de papeles cubría el cielo.

A pesar de la temperatura de tres grados bajo cero registrada desde las 11 p.m., la gente permaneció en el lugar para celebrar a lo grande y disfrutar de los conciertos.

La noche se encendió con la presencia de las suecas de Icona Pop, que cantaron su éxito “I Love It”, y Blondie. “Hace realmente frío, pero hay un montón de espectáculos. ¡Es divertido!”, expresó Sara, quien llegó a Times Square con su novio, procedentes de Nueva Jersey, a las 7 de la mañana para ubicarse en la primera fila.

Momento esperado

Además de la caída de la esfera, el otro momento cumbre de la noche fue la presentación de Miley Cyrus, quien a lo largo del año protagonizó varios escándalos.

Vestida con pantalones y un top dorados y un largo saco de piel blanco, Miley salió a cantar “Wrecking Ball” veinte minutos antes de la medianoche, pero esta vez no hubo controversias.

Melissa Etheridge fue la encargada de cerrar la velada con un cover del célebre “Imagine” de John Lennon.

Como parte de la celebración, tres astronautas en la Estación Espacial Internacional (ISS), Rick Mastracchio, Mike Hopkins y Koichi Wakata, saludaron en directo a la multitud a través de una de las pantallas gigantes de Times Square. “¡Feliz año nuevo!”, dijeron los tres antes de dejarse llevar hacia arriba por la falta de gravedad y desaparecer de cámara.




Volver arriba