“En la casa” gana Festival San Sebastián

El director François Ozon sostiene la Concha de Oro de la 60 edición del Festival de Cine de San Sebastián

La película “En la casa” del director francés Francois Ozon ganó el sábado la Concha de Oro, máximo galardón del prestigioso Festival Internacional de Cine de San Sebastián, España, que entregó también un premio honorario al actor estadounidense Dustin Hoffman.

“En la casa” muestra la relación entre un misterioso alumno y su profesor, un hombre fascinado por la capacidad de observación de su pupilo, y la indagación en el juego de verdades y mentiras que se da en la sociedad contemporánea.

Protagonizada por el francés Fabrice Luchini, la película ha recibido los elogios de la crítica periodística y del público de San Sebastián.

De la terna que componía con “Blancanieves” y “El artista y la modelo” se esperaba que saliera vencedora, y la decisión del jurado, en el que tomaba parte el actor argentino Ricardo Darín, fue una confirmación de los presagios. Al recibir el premio, Ozon no pasó por alto los problemas a los que se enfrenta el cine en España tras los recortes aplicados por el gobierno al sector cultural.

“Dedico este premio a los realizadores españoles, que han visto cómo se les recortan las ayudas y se les ha incrementado el IVA (impuesto de valor añadido)”, dijo el cineasta.

“Nunca hay que atacar la cultura. Así no vamos a salir de la crisis”. Si bien “El artista y la modelo” no logró el gran reconocimiento de la noche, el español Fernando Trueba se llevó la Concha de Plata a Mejor Director por esta película que explora los afectos entre un veterano escultor (Jean Rochefort) y su esposa (Claudia Cardinale).

Ambos reciben la visita de una joven campesina española (Aída Folch), que ha huido de un campo de refugiados de la Francia ocupada. Trueba deslizó también críticas a la política del gobierno español en materia cultural.

“El cine es arte y es cultura, le pese a quien le pese. íViva el cine libre!”, exclamó. El premio al mejor actor fue para el español José Sacristán por ‘El muerto y ser feliz’, una coproducción entre España, Argentina y Francia dirigida por Javier Rebollo, y el de mejor actriz quedó compartido por las jóvenes Katie Cosini (“Foxfire”, de Laurent Cantet) y Macarena García (“Blancanieves”, de Pablo Berger).

Sacristán da vida a un enfermo terminal internado en una clínica de Buenos Aires, de la que se fuga para iniciar un viaje sin destino. Por su parte, el personaje de Cosini forma parte de una hermandad secreta femenina en “Foxfire”, cuya historia transcurre en el Nueva York de los años 50.

En “Blancanieves”, García es la protagonista de la adaptación del cuento por parte del director español Pablo Berger. Se trata de una mixtura de fantasía y aventuras con el marco de las corridas de toros en la España de los años 20.

Uno de los momentos más emotivos de la ceremonia se produjo cuando el Festival entregó el Premio Donostia a Dustin Hoffman en reconocimiento a toda su trayectoria. Hoffman recibió el galardón de manos de Darín, que se declaró profundo admirador del intérprete galardonado con el Oscar por “Kramer contra Kramer” y “Rain Man”.

Emocionado, Hoffman agradeció a los organizadores el premio y al público español su apoyo al cine. “Forman ustedes una comunidad de personas que anima y respeta este arte. Estoy profundamente agradecido de estar aquí”, afirmó Hoffman, que presentó a la audiencia su primera película como director, “The Quartet”.

Etiquetas: