De dos caras

De dos caras

PortadaVigo1

BERLÍN.- El iraní Hossein Amani exhibió ayer en la Berlinale “The Two Faces of January (Las dos caras de enero)”, un thriller inspirado en la obra de Patricia Highsmith e interpretado por Viggo Mortensen, que se rodó en una Grecia envuelta en manifestaciones y con la música de Alberto Iglesias.

“Es un filme marcado por personajes, como el mío, que se resquebrajan en cuanto se quitan la máscara. Viven envueltos en sus miserias y pasean entre ruinas, las propias y las de la Acrópolis”, explicó Viggo tras la proyección del filme, según le cita la agencia EFE.

El actor, quien vivió durante la niñez en Argentina, posó ante los fotógrafos con un escudo del club de fútbol San Lorenzo de Almagro (en la imagen), el mismo del que es aficionado el papa Francisco.

En la película, la acción transcurre en la Atenas de 1962 y la capital griega fue el lugar al que se trasladó el equipo de Amani para rodar en medio de movilizaciones y huelgas contra los recortes sociales que afectaron también al hotel donde residían. “Fue complejo y a la vez aleccionador”, admitió el realizador, ya que por un lado la situación los puso a prueba y, por el otro, “sintonizaba con el clima de ruina, social y personal” que respira su película.Amani acudió a la Berlinale como uno de los pocos representantes del cine iraní en la presente edición, algo anómalo en un festival tradicionalmente atento a esa cinematografía y que en las ediciones anteriores premió a Jafar Panahi y Asghar Farhadi.El director quitó hierro a esa circunstancia al afirmar que su película no cuadraba en el concepto de “cine iraní” -ni por temática ni por el elenco- y explicó que las razones para la selección o no a concurso son “puramente coyunturales”, ya que depende de que la cinta esté terminada en un cierto momento.




Volver arriba