Un año de fortuna para el cine mexicano

MÉXICO, D.F. (El Universal).- Dos historias de lecciones de vida fueron las responsables de convertir a este 2013 en un año taquillero para la industria del cine mexicano.

La cinta “Nosotros los Nobles” dirigida por Gary Alazraki y protagonizada por Gonzalo Vega, Karla Souza y Luis Gerardo Méndez tuvo alrededor de 6.7 millones de espectadores nacionales y, de acuerdo con la revista Forbes, ganancias por 322 millones de pesos.

En el mes de marzo, la historia basada en la película “El gran calavera” (1949), del director Luis Buñuel, sentó el precedente como la cinta más taquillera del cine nacional al superar a “El crimen del padre Amaro” que en 2002 alcanzó 5.2 millones de espectadores.

Pero en agosto el lugar de honor fue ocupado por Eugenio Derbez quien, estrenó en México la cinta “No se aceptan devoluciones” su primer largometraje con el que llevó a 15. 2 millones de personas a las salas de cine.

En pocos días “No se aceptan devoluciones” se erigió como la cinta mexicana más vista en nuestro país, después de una amplia campaña mediática que supo aprovechar la fuerte presencia de Derbez en la televisión mexicana y con el público latino en Estados Unidos.

Por su parte, la cinta “Heli” de Amat Escalante dio la cara a nivel internacional al ganar el premio a Mejor Director en el Festival de Cannes y Mejor película en Munich y Montreal, Canadá, entre otros premios.

Sin embargo, “Heli”, quedó fuera de la contienda para representar a México en el premio Oscar a Mejor Cinta Extranjera, al ser descartada por la academia. Mención especial también merece la coproducción México-España “La jaula de oro” , ópera prima de Diego Quemada-Diez, que ha sido la cinta más galardonada de 2013, al cosechar cerca de 40 premios internacionales, desde su estreno en el 66 Festival Internacional de Cine de Cannes, donde consiguió tres distinciones en mayo pasado.

Otras cintas como “Amor a primera visa”, con Jaime Camil y Omar Chaparro, llegó a los 2.2 millones de entradas vendidas, en tanto que la producción de Manolo Caro “No sé si cortarme las venas o dejármelas largas”, protagonizada por Ludwika Paleta registró 1.14 millones de asistentes.

Por su parte, el sitio especializado en cine mexicano Close Up hizo una selección de los diez largometrajes que considera sobresalientes de entre los más de 80 títulos nacionales que se estrenaron este 2013.

La lista, en la que el historiador, académico y crítico de cine Jorge Ayala Blanco, coincide en algunos títulos, la integra “Quebranto”, documental de Roberto Fiesco que tratara la vida de Coral Bonelli, quien en su infancia fuera en actor de cine conocido como Pinolillo.

También destacan las cintas “No Quiero dormir sola”, “Tercer llamada”, “La demora”, “Todo mundo tiene a alguien menos yo”, “Lágrimas”, “Heli”, “No sé si contarme las venas o dejármelas largas” y “El premio”, esta última cinta con la que Paula Malcovitch debutó como directora y que rememora la dictadura argentina, obtuvo el Ariel como Mejor Película en México.

Etiquetas: