“Obediencia perfecta” rompe con el silencio

La cinta debuta mañana en los cines de México

Juan Manuel Bernal y Luiz Urquiza, ayer en la metrópoli

MÉXICO (Notimex).- Sebastián Aguirre tenía 14 años cuando aceptó protagonizar junto con Juan Manuel Bernal la cinta “Obediencia perfecta”, pues era consciente de que un actor debe tomar riesgos, aunque dice estar sorprendido de que el filme -que aborda el tema de la pederastia- no fue en absoluto morboso.

En la cinta, Sebastián da vida a un seminarista, quien junto a sus compañeros sufre el abuso por parte de un sacerdote (Bernal), en la ópera prima de Luis Urquiza, basada en un cuento de Ernesto Alcocer.

En conferencia de prensa, Aguirre confiesa que al ver la película terminada no se esperaba lo que vio, porque él pensaba “que sería más morbosa, pero cada escena fue cuidada y acepté porque como joven creo que me correspondía dar este mensaje”.

Por su parte, Alejandro de Hoyos, otro de los actores de la cinta, comparte que desde que lo invitaron a participar en la película el tema le llamó la atención y sabía que estaría muy bien cuidado por toda la producción.

“Mi personaje es uno de los pocos niños que intenta hablar, pero su madre prefiere ignorarlo. Lo que más me gustó de la película es que no se ve nada que no se tenga que ver”, detalla el actor.

“Tanto Sebastián, como los otros 30 niños que participan en la película estuvieron en todo momento acompañados de sus padres, psicólogos, abogados y la ‘coach’ Margarita Mandoki, quien durante muchos meses trabajó al lado de los jóvenes”, explica Luis Urquiza.

Entre ficción y realidad

El cineasta asegura que el filme, el primero de ficción que trata el tema de la pederastia, no apuesta por el escándalo.

“Hicimos una película fina y nuestro principal interés es que el público sepa de este tema, trate de explorar el alma y la condición humana”, sostiene el realizador, sobre la cinta que se estrena mañana en México. Por otro lado, Juan Manuel Bernal señala que era necesario poner en la mesa esta historia, “a veces creemos que todos la conocen, pero quizá ya se olvidaron y desgraciadamente son situaciones que siguen pasando”.Para interpretar a su personaje, Bernal indicó que se preparó como siempre, aunque en este caso requirió de mucha investigación, pero sobre todo lo primero que se propuso fue no juzgar.

“Obediencia perfecta” debuta mañana en 500 pantallas de cine a nivel nacional con clasificación B15, el 1 de mayo. En ella también participan Juan Carlos Colombo, Alfonso Herrera y Juan Ignacio Aranda.




Volver arriba